El fenómeno del tazon de café en Nueva York

Para los que no lo sabéis, como ya he comentado en la primera entrada de este blog, Un café en Madrid, un bagel en NY, el tema del café es un tema bien importante a la hora de hablar de diferencias entre Madrid y Nueva York.  Ya os describí cómo es pedir un café en Madrid… pero para los que no lo sabíais, en Nueva York también tiene algunas cosas que igual os pueden sorprender… bueno, al menos una cosa.

Lo más llamativo desde mi punto de vista – salvo cuándo vayais a un sitio como Starbucks donde eso no ocurrirá – es como en un restaurante te pondrán el café, y seguirán volviendo a preguntarte si quieres más. Y en el caso de sí, pues te rellenarán la taza…. todas las veces que quieras. Y, claro está – al menos para nosotros – no te volverán a cobrar el café. Eso se llama un refill, y por cierto, si no te lo ofrecen puedes pedirlo así, “May I have a refill?”… (En algunos restaurantes, también te darán refills de refrescos pero eso depende del lugar y para nada es tan común como el café…)

Para mi madre, no tan aficionada al café como adicta al café, cuándo me visitó en España no le entraba en la cabeza por qué no podría pedirles que le rellenase la taza y por qué tendría que pagar por otro café.  Le explique que el café en España estaba mucho más fuerte que el café en EE.UU y que lo normal era tomar una sola taza… a qué me contestaría, “pero les pedí un café americano” (o, como dirían los españoles…un café aguado…)… ay, no había manera de que lo entendiese.

En Nueva York, creo que no es tanto el café que le gusta a la gente como es tener algo en la mano caliente que va ingiriendo.  De camino al curro la gente para en los lugares como Starbucks o Dunkin Donuts o Tim Horton’s (recientemente instalado en NY de Canadá) (y ahora incluso McDonalds que tiene un café muy bueno y más barato que Starbucks) o en uno de los puestos “móviles” que encontrarás en las calles a comprar los cafés de tamaño enorme para llevar con ellos en su camino y tomarlos mientras camina por las calles o yendo en el metro o incluso durante las reuniones de trabajo.

Veréis, ahora que lo pienso, esa forma de tomar el café es otro síntoma nuestro de la rápidez (o estrés) de la vida en Nueva York… en general, no encontrarás a la gente parando en un lugar para tomar un café tranquilamente sentados (al menos no entre semana) a no ser que se trate de una mini-reunión… o un grupo de personas que no trabaja fuera de casa, etc.

Una amiga de mi hermana me acaba de contar que fue a Italia para su luna de miel en octubre y estaban encantados con todo lo que encontraban por ahí en Florencia y Roma, etc…. la gente, la comida, el vino, las compras, etc.  Y me dijo que les encantó el café italiano de allí, pero que todavía echaba en falta un tazón de café que podría tomar tranquilamente a lo largo de un rato y tenerlo en la mano mientras paseaba por las calles de la ciudad.

[picapp align=”left” wrap=”false” link=”term=coffee+cup&iid=7425681″ src=”8/3/f/6/Jessica_Alba_is_0fa5.jpg?adImageId=9515660&imageId=7425681″ width=”234″ height=”322″ /]

Aunque a mí me encanta el café de allí también así como los cafés con leche de Madrid, yo la comprendo.   Veréis, aunque no soy capaz de pedir un café grande (en términos neoryorquinos) y acabarlo, sí entiendo como a veces con el café con leche español se nos queda un poco corto. En Madrid, de hecho, compré una taza grande (de nuevo, en términos neoyorquinos) para poder disfrutar del café mejor en casa… aunque creo que no se trata tanto de disfrutar del café en sí, sino de prolongar el acto de tomar el café.

Así que preparados si vais a Nueva York… por un lado, si pedís un café… ya sabréis que no hay que esperar un café con leche (el café allí es “café y punto”… luego puedes añadir leche y azucar si quieres, pero – por cierto – no esperéis que os calienten la leche; en algunos lugares podréis conseguir un capuccino o un espresso, pero normalmente sólo los podráis conseguir en los cafés especializados como Starbucks o en algunos restaurantes más “chic”. Pero si vais a los restaurantes normales y corrientes o los diners (ya os hablaré de ellos), pues que no os extrañe que te ofrecen rellenarte la taza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Costumbres, La sociedad, La vida gastronómica, La vida gastronómica: todo sobre el café, La vida social, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El fenómeno del tazon de café en Nueva York

  1. Ana dijo:

    Y si quiero un Nesquik??? Reivindico los desayunos del fin de semana del Nesquik (que no Cola-cao) con magadalenas o churritos calentitos!!!!!!!!!!!

    • Allison Rohe dijo:

      jajaja!! tienes razón ana, se me olvidó incluir en el post que escribí sobre los desayunos en Madrid (Un café en Madrid, un bagel en NY) que existen casos como el tuyo que sólo tomas el café entre semana para espabilarte para ir a currar!! el otro día en Madrid me di cuenta que también tendría que añadir a ese post los casos del café descafeinado… de maquina, o de sobre… y si es de sobre con agua o con leche (y si es con leche… templada o caliente??) y después en vaso en en taza?? jajaja!! Pero respecto los Nesquiks en Nueva York… tendría que pedir un chocolate caliente y punto (bueno, te ofrecerán nata también si quieres). Recuerdo aquella vez que una amiga mía (MGR) vino conmigo a NY y nos alojamos una semana en el hotel de mi hermana en el downtown al lado de la zona cero y esa amiga (española) también desayuna cola cao pero en este sitio había paquetes de chocolate pero no había leche caliente… cosa que no entendía. Le expliqué que nosotros no mezclábamos el polvo con leche sino con agua caliente. La pobre se quedó super desilusionada con el desayuno y acabaría subiendo a la habitación para calentar la leche en el microondas! Otra diferencia… bien importante para algunos pero difícil de entender su significado para otros!

  2. Elregio dijo:

    Lo que he visto mucho por el sur de EEUU es que en lugar de leche suelen ponerle crema al café, o tambien es mas común la leche en polvo.

    • Allison dijo:

      Pues sí Elregio, efectivamente hay mucha gente que pone crema al café (y siete u ocho paquetes de azucar…), y la leche en polvo suele ser muy cómun en las oficinas o en las salas de espera de las consultas de los médicos o en las peluquerías porque así no tienen que guardar la leche en la nevera. Lo que es super común también, es ofrecer distintas leches: desnatada, semi-desnatada o entera…. cosa que todavía no es muy común en los bares de Madrid (aunque mis ex-compis en la oficina en Madrid consiguieron que les comprasen la leche desnatada para sus cafés todas las mañanas). El tema de la leche…. es un mundo en sí… y será tema de otro post en breve! Gracias por compartir tus observaciones!! Me encanta porque es justo lo que buscaba con el blog… no comentar todo hasta el último detalle (aunque muchas veces me extiendo demasiado… ya lo sé…) sino dejar que vosotros completeis los temas con vuestros comentarios! Es guay, gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s