Corred al cine… ¿cómo que numeradas?

[picapp align=”left” wrap=”false” link=”term=movie+tickets&iid=1593950″ src=”a/3/7/d/Protests_Swell_As_905c.jpg?adImageId=9516076&imageId=1593950″ width=”380″ height=”255″ /]

¿Sabéis qué es lo que más me sorprendió del cine en España?

Algunos pensarán: el doblaje de las voces al castellano. No, eso no es.

¿El precio? No, pero jolines, es genial (comparado con el precio en NY).

Los madrileños podrían pensar: el acto casi obligatorio de dar una propinilla a esa persona que te indica dónde está tu asiento (en los cines antiguos de Madrid..). Es curioso, pero no… eso tampoco.

Lo que más me sorprendió es cómo las entradas son numeradas, y que eliges el asiento cuándo compras la entrada… en la taquilla o ahora en Internet.

En Nueva York, esto no ocurre….. salvo en algunos como la Angelika.

Después de ir tanto al cine en Madrid… parece ser que ahora lo que me sorprende o lo que me confunde es cómo no son numeradas las entradas en NY.

Fijados en la foto abajo… no encontraráis en qué butacas se sentarán estas personas… porque ni siquiera los saben ellos!

[picapp align=”left” wrap=”false” link=”term=theater+tickets&iid=1594602″ src=”0/c/a/9/Fahrenheit_911_Opens_3a75.jpg?adImageId=9514811&imageId=1594602″ width=”380″ height=”245″ /] Hace ya varios años fui al cine con mi hermana pequeña y una amiga.  Compramos las entradas en el mostrador, y le dije a la chica al otro lado, “tres entradas por favor.  Me gustaría sentarme en el medio si puede ser”.

Y la chica me contestó, “ok” con una actitud de “haz lo que quieras a mí qué me importa”.  Ella siguió haciendo lo suyo, y le pregunté “¿quedan plazas en el medio?” y se quedó mirándome fijamente pero sin decir nada y con la misma cara de – me importa un pepino lo que me cuentes.

Le volví a preguntar, “¿perdón? ¿hay plazas o no?” cuándo de repente mi hermana menor me coge el brazo y me dice… “¿Pero qué le estás preguntando? ¿por qué le estás interrogando sobre la sala? ¿te has vuelto loca?”  Bueno, no entendí el problema… ya que desde mi punto de vista, yo le estaba haciendo un pedido normal y corriente y ella era la maleducada que no sólo no me contestaba, sino que me miraba como si yo tuviese problemas psicológicos.

Acto seguido… mi hermana cogió las entradas y me llevó… cogiéndome del brazo… a la sala y claro, las dos pensabamos que la otra estaba loca.

Entonces le dije a mi hermana, “¿pues entonces al final qué asientos nos han dado?”….. a que me contestó, “¿cómo qué  ‘qué asientos’? Nosotras tenemos que buscar nuestros propios asientos…. ¿tú de dónde eres? ¿es que nunca has ido al cine?”  Así fue la conversación, mi hermana pequeña hablándome como si fuera idiota. Es que ya no hay respeto para los mayores… jejeje.

(He de deciros aquí que si esto ocurriese a cualquier otra persona, mi hermana – que en realidad es una buenaza – se habría reido… pero le pone de los nervios cuándo su hermana, es decir yo, la supuesta neoryorquina, se olvida de cómo son las cosas en su “propia casa”.)

Y para el colmo cuándo ella cuenta esta historia (una de las muchas que cuenta de mis rarezas marcianas)… según ella pasó verguenza ajena allí en el mostrador del cine por mi comportamiento a la hora de comprar entradas del cine…. en fin, qué se le va a hacer….

Hace unas semanas fui al cine en Nueva York con unas amigas para ver Nine unos días después de la Navidad.  Sin entrar en todos los detalles…. confieso que me volvió a pasar algo parecido.  Mirad, incluso si compras las entradas con antelación… esto no te asegura que vas a pillar el asiento que querías… hay que llegar pronto.

Así que tenedlo en cuenta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Costumbres, La sociedad, La vida social, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Corred al cine… ¿cómo que numeradas?

  1. Ja, ja, ja. Hola Alli, permite que me presente me llamo Jesús y soy de Madrid; he de decirte que me tienes encandilado con estos comentarios tuyos tan acertados sobre el choque de culturas en el que te hayas inmersa tanto a uno, como a otro lado del charco.
    Te agradezco sobre todo la benevolencia y el cariño con el que tratas las cosas y las “manías” de Madrid, lo del café no tiene desperdicio y lo has clavado, por supuesto eres muy, pero que muy “gata”. Sabes que aquí los “gatos” no solo somos muy despegados con las cosas del “foro” también somos muy criticones, ya sabes; que si esta ciudad es invivible, el ruido, el humo, el botellón, siempre nos estamos quejando. Por eso, estos comentarios tuyos tan simpáticos y por cierto… igual que los de otros americanos que han vivido o viven en España, son para agradecer, sobre todo si recordamos la cantidad de “morningsingers/cantamañanas” que tenemos en España en lo que se refiere a criticar la política de tu país.
    En lo referente al choque de culturas, no se si en su día te habrá chocado, pero la verdad es que llama la atención que el español es el único idioma (creo) en que el saludo es un “buenos días” así en plural, cuando en los idiomas del entorno occidental se dice en singular, good morning, bon jour, bon iorno, guten morgen, hasta en catalán, bon día. Curioso, pues no me preguntes por que, no tengo ni idea. Otra pequeña aportación, tu has caído en la cuenta de cómo nos despedimos los madrileños, no, no es adiós, siempre es ¡hasta luego! pero tiene que sonar “t´aluego”

    Bye, bye.

    Zama.

    • Allison dijo:

      Hola Jesús! Mil gracias por dejarme estos comentarios!! Ayer me los sorprendió tanto que no fui capaz de contestarte. Me alegro saber que te este gustando el blog. Por mi parte, si se me nota el cariño que le tengo a Madrid, esto me contenta porque eso quiere decir que estoy consiguiendo el objetivo de transmitir a través de la palabra lo que siento en el corazon.

      Has tocado varios temas interesantes…. siempre me ha encantado como los madrileños llaman su ciudad “el foro”, y escribiré sobre su equivalente para los neoyorquinos.

      También me recuerdas de algo que efectivamente me chocó al principio pero se me había olvidado – el buenos días y no el “buen día”, así como el t‘aluego...o incluso el t’alogo! Aprovecharé, con tu permiso, mencionar estos temas en el blog para ir alimentando el contenido.

      Agradezco muchísimo el detalle que has tenido conmigo de compartir tus comentarios conmigo y con el resto de los lectores (que curiosamente cada día sois más!!). En serio, ayer confieso que me levanté preguntándome de dónde sacaría tiempo para seguir con este proyecto, pero tu mensaje me ha animado mucho! 🙂

      Gracias de nuevo y espero que sigamos intercambiando nuestras observaciones.

      Un saludo,
      Allison

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s