Dilemas de un páis receptor de inmigrantes

¿Sabéis cuál es el idioma oficial de EE.UU.?

Si habéis contestado: English, estáis equivocados. Pero no hay que preocuparse porque la verdad es que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses tampoco lo saben.

Entonces, ¿cuál es el idioma oficial de EE.UU.?

Pues, ante el asombro de muchos, os cuento que EE.UU. no tiene idioma oficial. Es curioso, ¿no?

El inglés es el idioma internacional (lo siento, pero no es el castellano, a pesar de ser el idioma más hablado después del chino mandarino); sin embargo, en EE.UU., dónde se suele identificar a sus habitantes con el inglés americano, éste no es el idioma oficial.

¿Cómo es posible? Pues, mirad: acordados que es un país de inmigrantes, por lo cuál siempre se ha oido muchos idiomas entre los habitantes. De hecho, a pesar de las imagenes proporcionadas a través de las películas de época – los peregrinos, el colonialismo, la guerra civil, el oeste, las olas masivas de inmigración del siglo XX – en las que todo el mundo habla un inglés perfecto (a veces con distintos acentos), el inglés nunca ha sido un idioma controlado por todos los habitantes del país.

Y en la actualidad, pues lo mismo ocurre. Hoy en día, se habla unos 322 idiomas por todo el país.

Ha habido muchos intentos – desde hace 200 años – para declarar el inglés como el idioma oficial; sin embargo, todos han fallado.

¿Qué significa que no hay idioma oficial en este país? Pues, significa que todos los contribuyentes, los que cotizan o incluso los que reciben beneficios del gobierno federal (servicios sociales – pensiones, el paro, refugiados, veteranos, etc.) – tienen el derecho de recibir las comunicaciones oficiales y vitales del Gobierno en su idioma – sea el inglés o sea el amharic (etíope), por ejemplo.

Unos 27 estados (que, por cierto, son parecidos a las Comunidades Autónomas en España) han declarado el inglés como idioma oficial, pero para garantizar los derechos de los habitantes que no controlan el inglés en dichos estados el Gobierno federal desarrolló una ley en el 1964 que obliga a los estados a guardar sus derechos lingüísticos (el Título VI en la Ley de los Derechos Civiles).

Muchos se quejan de la extensión de la falta de conocimiento del inglés, pero como ya he dicho, mucha gente no es consciente de la complejidad del problema, ni el hecho de que no exista idioma oficial, ni de las consecuencias de dicha carencia o la aprobación legal de semejante declaración.

Siempre me he considerado una persona bastante abierta, progresista y moderada – tirando a liberal en muchos casos, y aún así, reconozco que el tema del idioma está llegando a crear problemas preocupantes en cuánto a la sociedad.

¿Por qué? Pues, a mi juicio, por un lado, no se está haciendo lo suficiente para enseñar el inglés a los recién llegados (tampoco a los que llevan 20+ años y todavía no se manejan el idioma) y por otro lado, los recién llegados tampoco se están haciendo el esfuerzo para aprender el inglés. Creo que esto se debe a la falta de la necesidad de aprender el inglés. Y el problema, según como lo veo yo, se está dividiendo la población todavía más, segregando comunidades.

Os pongo un ejemplo que a primera vista puede aparecer insignificante, pero no creo que lo sea (sobre todo debido al volumen de casos así y lo que percibo ser sus secuelas sociales):

El otro día fui con mi hermana para la típica excursión de mujeres neoyorquinas de hacerse una manicura. Los establecimientos del cuidado de las uñas en NY suelen ser gestionados por mujeres coreanas. Normalmente, ellas hablan algo de inglés, no para hablar profundamente de la política pero lo suficiente al menos para saludarte y charlar del tiempo.

Últimamente, se ve, sin embargo, que las coreanas ahora contratan a la nueva ola de inmigrantes en NY, las mujeres jóvenes de América Latina, como era el caso nuestro el otro día. Ojo, esto no es un ataque contra ese grupo de inmigrantes, es un ejemplo para destacar lo que veo como problema.

Ahora bien, que me hablen a mí en español, no pasa nada. Pero ¿cómo saben que hablo español? Y si no hablo español, ¿qué pasa? El caso es que no sueles hablar con la persona que te da ese servicio (y no porque está mal visto hablar con la persona que te está dando el servicio, sino porque hay una barrera lingüística que impide la comunicación).

Pero, me pregunto, ¿es justo que mi hermana que no habla ni pio de español, tiene que tratar de hacerse entendida? Ojo, mi hermana es la clienta en dicho escenario, en su ciudad natal. Y, por cierto, sabían que mi hermana no hablaba español porque se lo dije (con la intención de hacerles entender que por mucho que le hablasen en español, no les iba a entender). He de decir aquí, que a mi hermana le importaba un pepino que le hablaban en español… ella sonreía y cuándo nos marchamos y le pregunté si le molestaba que le hablaban en español me dijo que estaba acostumbrada.

Para mí, el colmo fue cuándo una de las chicas le pidió que mi hermana la siguiese y dijo “ven aquí conmigo”… tan difícil es aprender la frase, “come with me”? ¿Y qué me decís de saludarnos y despedirse de nosotras en español?

Imaginemos que tengo una tienda en la Calle de Goya en Madrid, ¿qué haríais si os proporcionase el servicio sólo hablándoos en inglés? Sin ni siquiera decir, “hola” o “gracias”. Recordad que estamos hablando de residentes, no de turistas.

El otro día fui a comprar un regalito para mi ahijado. Entré en una tienda, no encontré lo que buscaba y le pregunté a la mujer que estaba rellenando las estanterías dónde lo podría encontrar. Se quedó mirándome fijamente con cara de perdida. Se lo volví a preguntar. Y me contestó “no hablo inglés, sorry” … tal cual.

Al final charlé con ella en español, pero sólo porque soy capaz de hacerlo. ¿Y qué haría otra persona? Y otra pregunta, ¿está siendo este comercio responsable de cara a sus clientes? ¿Es buen negocio contratar a gente que no sea capaz de comunicarse con un buen porcentaje de los clientes? Y como clientes, ¿es algo que hemos de aceptar o esperar?

No pido que la gente hable perfectamente el inglés, ni mucho menos. Pero me preocupa la falta de esfuerzo por parte de los inmigrantes a la hora de integrarse en la cultura autóctona. También me preocupa, quizás incluso más, la falta de exigencia por parte de la comunidad autóctona, que los recién llegados se integren en su vida social.

¿Soy la única que ve un grave problema en este contexto? – la polarización de la sociedad entre las comunidades ya establecidas (ya polarizadas entre ellas debido al mismo fenómeno a lo largo de las distinas olas de inmigración) y la comunidad recién llegada.

Las frustraciones que se crean debido a estos choques o barreras comunicativas dividen a las personas, dañando el tejido social de un país supuestamente enriquecido por la mezcla de culturas y gentes.

Soy partidaria de apoyar a los inmigrantes, facilitar su proceso de adaptación, y respetar sus costumbres y sus culturas; de hecho, compartiré que he trabajado mucho en este ámbito como profesional y como voluntaria.

Cuándo viajo a otro país, trato de aprender, sobre todo, qué es lo que no hay que hacer para no molestar u ofender. Y cuándo me he ido a vivir a otro país, me esforcé a integrarme. No pido que los demás se asimilen (negando sus culturas) a mi cultura, pero sí que se integren en ella.

En definitiva, creo que hayamos de buscar nuevas formulas para guardar los derechos de las culturas de las personas, porque no creo que la actual funcione. Dado este contexto, me temo que vayamos a seguir segregando las nuevas y existentes comunidades debido a la falta de conexión entre todos nosotros.

No creo que la respuesta se trate del idioma oficial, pero sea cuál sea la solución, desde luego el problema sigue extendiéndose – al menos por el estado de Nueva York.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La comunicación, La sociedad, La vida política, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Dilemas de un páis receptor de inmigrantes

  1. Carolina dijo:

    Interesántisimo artículo Allison. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.

    Además, integrarse en una nueva cultura es un proceso enriquecedor que solo mejora tu condición como persona, por lo que hay que estar abierto y permeable a lo que te ofrece, con el correspondiente esfuerzo de uno mismo, por aprender, al menos su idioma.

    Besos,
    Carolina

    • Allison Rohe dijo:

      Gracias Carolina, creo que hace falta un esfuerzo por ambas partes para que funcione la integración, y de ahí – la falta de ganas de realizar ese esfuerzo – surgen algunos de los problemas de la inmigración de muchos países. Creo que tenemos la tendencia de echar toda la culpa a los inmigrantes, que a mi juicio son responsables por integrarse, pero está claro que tiene que existir una aceptación por parte de la sociedad receptora del grupo entrante, reconociendo su aportación a la sociedad también. Creo que es allí dónde los países receptores de inmigrantes suelen fallar o dónde hay grandes deficits.

      Desafortundamente, no todos son tan abiertos y permeables como lo sois en vuestra casa, dónde siempre habéis abierto la puerta y la mente a otras culturas y gentes.

  2. BeaBurgos dijo:

    Interesante que traigas esto a colación… Recuerdo que era una de las conversaciones típicas que teníamos en Florida, que es uno de esos 27 estados que comentas que han declarado el inglés como lengua oficial. A lo que comentas te apunto lo siguiente:
    El problema es algo más complicado y no se queda en la alternativa de “o el gobierno no hace el esfuerzo de ensañarles inglés o bien ellos no ponen interés”. Es bastante difícil porque:
    – Para enseñar se necesitan profesores, y por lo tanto una fuerte inversión económica. Claro que siempre va a haber algún voluntario que quiera hacer el trabajo gratis, pero es raro que con voluntarios se llene la demanda de inglés que hay. También hacen falta aulas, libros, ordenadores,… más dinero.
    – Para aprender hace falta tiempo y desplazamientos. Los inmigrantes muchas veces carecen de ese tiempo porque meten muchas horas en el trabajo, un trabajo que por cierto en ocasiones es muy duro físicamente. Además, no siempre pueden desplazarse. Desde que sacaron esa nueva ley que no permite a los indocumentados tener licencia de conducir o vives en una ciudad grande con transporte público o te toca pagar al furgón que te lleva al trabajo. (Yo lo viví en Virginia: cada mañaña el único centroamericano que tenía licencia de conducir iba recogiendo en puntos estratégicos a todos los trabajadores indocumentados y los devolvía por la noche). ¿Cómo va a aprender una persona que trabaja, digamos, recogiendo tomates, la lengua inglesa?
    – Por último, hace falta motivación, y ésta debe funcionar por ambas partes, es decir, el inmigrante debe ver un beneficio en hablar inglés. Si no ves clara una posibilidad de mejora laboral, de ir a vivir a un barrio mejor o de tener un sueldo mayor, ¿para qué vas a hacer el esfuerzo de hablar inglés? Y en el caso de los angloparlantes es algo similar: ¿alguien pagaría más por una manicura por el hecho de que le atendieran en inglés? Si no hay un interés claro o una intención de pagar más por un servicio, difícilmente ese dinero se va a poner en movimiento para que se traduzca en aprendizaje o intercambio cultural.
    En cualquier caso, las segundas generaciones eliminan este problema de raíz. Seguramente la hija de quien te hizo la manicura habla perfectamente inglés y probablemente acabará teniendo estudios universitarios. Y después de todo, no está mal que mucha gente en Estados Unidos se acostumbre a que le hablen en otros idiomas aunque sea a la vuelta de su casa. De esa manera se puede salvar la frontera geográfica del océano que ha aislado a Estados Unidos de recibir la influencia de otras culturas.

    • Allison Rohe dijo:

      Mil gracias Beatriz por compartir las experiencias tuyas de Florida y Virginia! Es genial y te lo agradezco, así como las perspectivas que has conocido al hablar del tema con otros. Es un tema que da mucho de que hablar. Para no cortar la conversación – espero que otros sigan comentándolo – quería comentar sobre una de las cosas que me llama la atención: la falta de motivación.

      Siendo yo del ámbito de la Responsabilidad Social, soy consciente que la motivación para provocar que los demás hagan algo, es un tema bien complicado.

      Por un lado, ¿cuál sería el beneficio del inglés para los inmigrantes?; y por otro lado, la pregunta que haces, ¿alguien pagaría más por una manicura por el hecho de que le atendieran en inglés?

      Me recuerda de las conversaciones que he tenido con colegas sobre ¿cómo conseguir que la gente compre de forma responsable? Qué beneficios les aporta? ¿Pagarían más por un producto que sea de comercio justo? Y de ahí, creo que el problema – como bien dices – es mucho más complicado que una sencilla respuesta e involucraría unos procesos bien profundos. No sólo se trata de decirles que habrá beneficios, sino fomentar que la alternativa – no hablar inglés, o seguir pagando por un servicio que a lo mejor tiene secuelas en la sociedad – perjudica a toda la sociedad, y por supuesto, a la propia persona.

      Cómo puede perjudicar a la sociedad que la persona pintando las uñas no te puede hablar en inglés en la sociedad neoyorquina – a mi juicio, como he dicho, porque crea una barrera comunicativa e impide que dos personas puedan conocerse: conocer sus realidades, conocer sus culturas y conocer lo que tienen en común o en contraste, impide un acercamiento entre estas dos personas, lo cual podría luego conducir a una falta tan grave de comprensión entre ellas que podría acabar en un conflicto social.

      La misma estrategia que empleo a la hora de fomentar la Responsabilidad Social, emplearía aquí – la sensibilización. Creo que es imprescindible que se conozca las posibles consecuencias de la falta de esfuerzos por acercarse : los “nuevos” con los ya “instalados”.

      Creo que el hecho de que el cliente podría hablar con la hija del inmigrante es cierto, pero no creo que ayude para lograr un acercamiento ni de culturas ni de grupos sociales, ya que creo que son las opiniones iniciales que se forman de ciertos grupos de inmigrantes entrantes que suelen seguir marcando diferencias, distancias o choques entre las distintas comunidades. A lo mejor mi hija (ficticia) puede llegar a jugar con la hija de la inmigrante de “x” país, pero no quiere decir que yo vaya a relacionarme con la familia de esta niña…. y esta niña siempre será de “la niña” de “x” país, porque no la veo a ella ni a su madre integrada en lo que considero mi entorno o sociedad. Ver a los inmigrantes como “los otros” peligra el teijdo social. Ver a los autóctonos como “los otros”, también.

      Será difícil, desde luego sí. Hay impedimentos, por supuesto. Pero aún así, creo que es imprescindible seguir adelante: sensibilizando a la gente de la importancia de la integración social – por ambos lados – y fomentando las posibilidades para que puedan y quieran hacer el esfuerzo y lograr un acercamiento.

  3. Elregio dijo:

    Yo si conocía esta situación (de la no oficialidad de lengua en EEUU) debido a que desde este lado del río Bravo suelen haber muchas quejas porque se ha echado a la calle a trabajadores hispanoparlantes por hablar en el trabajo con otros compañeros en este idioma, siendo que a los clientes los atienden en inglés (y ya te imaginarás a los periodistas poniendo a caldo a la empresa “despedidora” en cuestión).

    En cuanto a la adaptación, tengo entendido que para entrar a las universidades se exige un examen que demuestre el conocimiento del inglés para los no nativos, pero, que pasa con los nativos que no hablan inglés. ¿También se les exige?

    Definitivamente al llegar a un país hay que adaptarse a el, a sus costumbres, y claro que siempre los extranjeros traeremos un bagaje cultural importante, pero se trata de adaptarse, no de imponer nuestras normas extranjeras, esta parte parece que en Europa tampoco se está entendiendo con eso de la democracia total, permitiendo a los extranjeros hacer auténticas barbaridades.

    • Allison Rohe dijo:

      Pues efectivamente habría que darles cobertura mediática a este tipo de acciones (echando a la gente por hablar entre ellos en otro idioma). Menos mal que esto no ocurra por Nueva York (que yo sepa) porque muchas personas estarían en la calle. Es lógico que la gente que suele hablarse en su lengua materna se hable entre ellos en ella. Es cierto que mucha gente se queje de esto, pero también- en muchos casos – es porque no está acostumbrada a oir a otros idiomas e inmediatamente piensa (de manera egocéntrica) que se le está hablando de ella.

      Con respecto a lo que dices de las universidades. Para poder acceder a la universidad en EE.UU., si eres residente, lo típico es que tengas que haberte graduado del instituto.

      Pero haberte graduado no suele ser suficiente para acceder a la universidad. Te cuento por experiencia propia, por ejemplo, el caso de algunos grupos vulnerables como podrían ser los refugiados. En la actualidad, en muchos distritos escolares por el país existen unas políticas del no “fracaso escolar”, lo cual quiere decir que hay políticas de no suspender a los chavales (sea cuál sea su rendimiento académico) y seguir dejandoles pasar de un año a otro, sin que aprendan (mejor dicho, sin que se les enseñen) el curriculum y sin que sepan cosas tan fundamentales como es leer o escribir.

      Por lo cual, los chicos se graduan del instituto, pero en muchos de estos casos, sus capacidades académicas son muy, muy inferiores de lo que se demuestra en su expediente escolar. Y ¿cómo se detecta estas deficiencias?: en los exámenes para entrar en la universidad (los SAT). Es común que un niño (de un grupo vulnerable como puede ser los inmigrantes o los refugiados, u otros grupos en situaciones de vulnerabilidad social) saque notas aceptables en el instituto, pero a la hora de la verdad (el resultado del SAT) no es capaz de hacer frente ni a la carga académica universitaria, ni a un trabajo profesional que le pueda aportar más de un salario mínimo. Es un problema bien grave para los chavales de estas comunidades, así como para la sociedad norteamericana en sí, ya que se está dejando graduarse cantidades numerosas de chavales que no saben ni leer ni escribir.

      Como se supone que estos chicos hayan cursado el curriculum de un instituto estadounidense, se supone que no tiene por qué examinarse el TOEFL (el examen para los no-nativos del inglés, residentes de otros países). Mi experiencia con dichos grupos de chavales, ha sido que no han tenido que examinarse en el TOEFL, pero creo que cada universidad pone sus propias condiciones al respecto (igual si ven en la solicitud que la candidata sólo estudió durante poco tiempo en un instituto norteamericano en inglés, tendría que examinarse el Toefl).

      Muchas gracias por compartir tus comentarios con nosotros!! Espero que haya contestado las dudas, al menos un poco!

  4. Ani dijo:

    De acuerdo contigo al 100%, Allison. Aquí en España tenemos incluso un problema que va más allá (o al menos yo lo veo como tal): las barreras con las que nos encontramos en nuestro propio país pq hay 4 gatos a los que sólo les interesa el poder y el dinero y buscan desde hace años “diferenciarse” del resto de sus, a su pesar, compatriotas, en lo lingüístico, para empezar. Y ello encaminado a obtener más financiación, más dinero, y más poder. No la independencia, como propugnan, pq nadie se cree qu es lo que realmente quieren, pq ellos solitos, como paises independientes, no se comen ni un colín… En fin, que me estoy desviando.
    Quería hablar de que a pesar de que en todo el territorio Español, la lengua oficial es el castellano, yo misma “en mis carnes” he de sufrir que me traten como a una extranjera en mi tierra…Por motivos de trabajo prácticamente a diario tengo que, desde Madrid, hablar por teléfono, recibir notificaciones de juzgados, ayuntamientos y otros organismos públicos, desde CataluÑa…y los recibo TODOS en catalán….Pero es que hasta las demandas y los escritos que otros abogados catalanes presentan y que yo tengo que “rebatir”, me los dan en catalán!!!!! Me indigno, y me sublevo contra un sistema que nos quieren imponer a golpe de concesiones a unos cuantos políticos. He dicho, jajajajaj

    • Allison Rohe dijo:

      Anda, pues no sé cómo no se me ocurrió a la hora de escribir ese texto, hacer referencia a la cuestión de los idiomas en España. Gracias, Ani, por compartir tu perspectiva y recordar a los lectores que efectivamente, el tema del idioma va más allá en España, y que incluso es un tema que nos seguirá dando mucho de qué hablar. No conozco lo suficiente bien todos los aspectos relacionados con el idioma (me interesa mucho comprender el sistema educativo en España respecto los idiomas oficiales porque es un área muy polémica y nunca entiendo cuáles son las leyes verdaderas…. me refiero al tema de la educación en las CC.AA. en las que los chavales reciben – supuestamente a la fuerza – la educación principalmente en idiomas como catalán o vasco, y clases de castellano como segundo idioma o lengua extranjera, tal como estudiarían el inglés o francés), pero sería interesante un día abrir un diálogo sobre el “coste” y el “valor”- social, económico, político y cultural – de la declaración de tantos idiomas oficiales, así como la ausencia de dicha declaración. Si tuviera algo de tiempo libre – y si no me hiciese falta trabajar por un sueldo – realizaría un estudio sbore el asunto. Os animos a los que queréis hacer un doctorado… considerar realizar dicho estudio, y nos contáis lo que habéis averiguado. Seguramente, una vez que esté de nuevo en España (dentro de una semanita), me saldrán más ejemplos propios de Madrid para el blog pero mientras tanto gracias por ofrecer la perspectiva desde Madrid. Muchas gracias Ani!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s