¿Cuántos apellidos tienes tú?

American Family TreeHoy os hablo de un tema que suele sorprender a los españoles. Los apellidos de las mujeres en EE.UU.

En EE.UU., como en – creo – todos los países anglosajones – lo normal es tener un solo apellido (corregidme si conocéis algún país en él que no es así).

En España, cuándo me piden el segundo apellido y les digo que no tengo segundo apellido, es común que la persona responde, ¿no tienes segundo apellido?. A veces me pregunto qué piensan cuándo les digo que no tengo segundo apellido ya que sé que lo normal en España es tener dos.

Pero también es cierto que en los últimos años muchas personas al oirme hablar — ¿¿no será que tengo acento?? no, seguramente no es eso y sólo es debido a mi nombre “raro” —  después de pedirme el primer apellido me dicen a menudo, “no tienes segundo apellido, ¿verdad?” Así que se ve que en general la gente se va acostumbrando a la presencia de tanta gente extranjera (o al menos, anglosajona) en España.

Veréis, tengo el apellido de mi padre, lo cual era el apellido de mi abuelo – pero también es el apellido de mi madre, y también era el apellido de mi abuela paterna.

¿Cómo es posible? Pues os puedo asegurar que mi madre no es ni hermana de mi padre, ni hija de mi abuelo paterno.

Mirad, en EE.UU. tradicionalmente, al casarse la mujer cambia su apellido por el apellido de su marido. Para entenderlo mejor, pongamos como ejemplo Marta López y José García, una pareja que se casará en breve.

En este caso, si siguiese ella la tradición, al casarse, Marta se llamaría Marta García, desapareciendo (tras hacer todo el papeleo) el nombre de Marta López.

El apellido de soltera desaparecía tanto que os cuento algo que igual no sabéis: es típico tener como contraseña o pregunta de seguridad para los trámites legales o financieros, el apellido de soltera de tu madre, porque normalmente es algo difícil de saber cualquier otra persona que no sea miembro de tu familia cercana.

Luego, los hijos del matrimonio, evidentemente, sólo llevarían el apellido del padre, ya que el apellido propio (y anterior) de la madre, ya no existía. Así que tendrías los Garcia, y punto.

Con la llegada de la mujer al mundo laboral, y la extensión del feminismo (es decir, el movimiento para lograr la igualdad entre las mujeres y los hombres) algunas mujeres empezaron a mantener sus apellidos al aceptar los de sus maridos, es decir, todavía cambiaban sus apellidos pero por apellidos compuestos.

Por lo tanto, el apellido de la amiga Marta sería: López-García. En este caso, a veces (pero todavía no muy a menudo) a los hijos se les pondría los apellidos compuestos…. el bebé de José y Marta sería: Miguel López-García (fijados en el orden de los apellidos).

Pero de ahí, surgen problemas con la siguiente generación. Porque si Miguel López-García se casa con una mujer con apellido compuesto, pongamos como ejemplo, María Ruíz-Martínez y ésta quiere mantener su apellido pero también asumir él de Miguel…. se llamaría María Ruíz-Martínez-López-García. Vamos, como para rellenar este apellido en cualquier solicitud.

¿Y los hijos? ¿Qué pasa con ellos? Esto no es un problema tan extendido todavía porque como he dicho, los apellidos compuestos no son tan comúnes, y como los hijos de la generación que inició esa tendencía todavía no tienen hijos, pues todavía no conozco un ejemplo para poder destacar cómo han abordado el dilema… pero allí está la cosa.

Por supuesto, sin embargo, la cosa no para allí porque ahora existen las mujeres que no cambian sus apellidos y siguen con los suyos para siempre, incluso si se casan. Así que Marta podría seguir siendo Marta López, incluso después de casarse con José.

Pero, muchas mujeres dicen que quieren cambiar sus apellidos por los de sus novios para que se les asocien con sus futuros hijos, ya que en la gran mayoría de los casos, los hijos sólo asumen los apellidos del padre.

El tema de si cambias o no de apellido cuándo te cases, es un tema bien personal y la ley lo deja a tu criterio, aunque también es un tema super compleja y puede crear conflictos. Yo considero que se trata de una decisión personal, aunque – por supuesto – tengo mi propia opinión sobre el asunto.

Sin embargo, aunque lo considero una decisión personal, dónde sí veo un problema es si el novio lo toma mal si la novia no pretende cambiar su apellido por el suyo o que la presione para que lo cambie, ya que me parece que de esta forma se le considera como si fuera una pertenencia… y a mi juicio un matrimonio no se trata de eso.

Más allá de esto, siendo realistas y sin menospreciar la ilusión que se sienten muchos al casarse, no se puede obviar los hechos: la tasa de los divorcios en EE.UU. asciendo el 50 por ciento.

¿Qué pasa si al final te acabas divorciada? Pues o bien te quedas con el apellido de tu ex, o bien tienes que re-hacer todo el papeleo para reclamar tu anterior apellido. Además, si quieres mantener que tu vida privada siga privada…. pues difícilmente lo vas a poder hacer ya que de repente cambiarás – de nuevo – de apellido.

Si eres uno de estos que le gusta mostrar su estado civil en Facebook… imagínate no sólo tener que cambiar tu estado allí, sino cambiar (de nuevo) tu identidad en todas las instancias (el correo electrónico, las tarjetas de visita, el talonario, las comunicaciones estatales, las facturas, el DNI, carnet de conducir, contratos, pasaporte… la lista sigue…). O, al contrario, mantener para siempre el apellido de tu ex… hasta que te cases de nuevo y vuelvas a cambiar de apellido.

Conozco a varias mujeres que han tenido más de 2 apellidos… no me imagino el lío de papeleo que habrán tenido.

También conozco a varias mujeres que han cambiado sus apellidos legalmente, pero en el ámbito profesional, siguen con sus apellidos de nacimiento para no perder sus identidades profesionales ya establecidas antes de casarse.

Considero que el sistema que existe en España es mucho mejor que él de EE.UU. Mientras todavía es un sistema machista – en el que “reina” el lineaje del hombre – lo considero mucho más sensato, y muchísimo menos machista que el sistema caótico y al azar de EE.UU.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La sociedad, La vida doméstica, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a ¿Cuántos apellidos tienes tú?

  1. celes dijo:

    hola allison solo comento para felicitarte por tu blog la verdad me gusta mucho los temas de los que escribes y por aqui nos estaremos leyendo en los próximos dias. saludos.

  2. Teresa dijo:

    Allison,

    pues parece que, después de lo que nos has contado, el sistema que existe en España es más práctico. Anque creo que en España ya es posible cambiar el orden de los apellidos. Es decir, primero el materno y después el paterno. Pero también es cierto que no es común.

    Incluso, me parece, que en algunas ocasiones se han añadido “complicaciones 😉 ” como ‘i’ en Cataluña o el ‘de’ por toda España. Por ejemplo: Teresa Martínez Vilar = Teresa Martínez i Vilar ó Teresa Martínez de Vilar.

    Creo que tienes mucha razón al decir que es una decisión personal. Y también me parece que el resultado de algunas elecciones puede resultar esperpéntico “María Ruíz-Martínez-López-García” y si le sumamos la costumbre de algunos pueblos de usar nombres compuestos…

    Sin ir muy lejos en España se han puesto cuatro nombres durante mucho tiempo. Me parece que se ponía el nombre del padre o madre, de los padrinos, del día en que nacía la pobre criatura y el de algún familiar ¿¿?? Seguro que hay alguien que conozca bien la costumbre. 🙂

    • Allison Rohe dijo:

      jaja Teresa, lo último que escribes me recuerda al primogénito de la Infanta Elena. Cuándo nació y anunciaron los nombres que le habían puesto, recuerdo que me quedé en estado de shock preguntándome cómo o por qué le pondrían tantos nombres a la pobre criatura!! jaja, pero la verdad es que lo que no puse en el texto es que cuándo me preguntan por mis apellidos, les digo que “sólo tengo un apellido pero tengo dos nombres…. así que compensa”… y la verdad es que tengo cuatro nombres (por no decir nada de los miles de apodos que tengo) pero sólo tengo dos que son “legales”, los demás son cosas de la iglesia. Lo curioso respecto mis nombres es que sólo en España me llaman por ellos, en EE.UU. solemos tener un nombre, y segundo nombre (“middle name”) y el apellido….. pero ese segundo nombre sólo suele salir a la luz cuándo nuestras madres se enfadan y nos llaman por los nombres completos.. jeje. En general, en EE.UU., sólo usamos el inicial del segundo nombre.

      No sabía eso de la costumbre en Cataluña, así que graciais por aclararlo porque ya me preguntaba qué era esa “i” que veía a veces en algunos apellidos… y ahora lo sé! 🙂

      Gracias por compartir Teresa!! Te lo agradezco mucho!!

    • Mariano dijo:

      Me parece que el “i” catalán (también se usa en Valencia) no corresponde al “de”, sino al antiguo “y” que se usaba en Castilla y que ya se ha perdido. De hecho, en mi partida de nacimiento pone Mariano Lozano y García.

      • Allison Rohe dijo:

        Gracias Mariano, con lo que explicas está todo mucho más fácil de entender. No tenía idea del antiguo uso de la “y” en los apellidos, que curioso…. me pregunto por qué habrá desaparecido esa costumbre…. casi lo prefiero, me resulta más correcto.

  3. Rocío dijo:

    imagínate el caso de personas que rechazan el apellido del padre, por no querer saber nada de él, fíjate, el domingo pasado estuve con dos mujeres en esta condición! vaya follón tienen. sobre todo, si quisieran hacerlo oficial!

    Lo que me dijeron que no era tan complicado,era el hecho de poner los apellidos al revés a un recién nacido, primero el de la madre y luego el del padre. Eso sí, esa personita tendría aún más problemas que tú explicando el orden de sus apellidos. pero… ¿no es una forma de anular la línea materna? de este modo, a la larga, donde quedan las mujeres. una vez más, se nos invisibiliza.

    Besitos

    • Allison Rohe dijo:

      Sí, también ese sistema español – aunque a mi juicio es mejor que lo que ocurre en EE.UU. – todavía anula la línea materna. La pregunta, entonces, es: existe un sistema que es justo para los dos lineajes? Hasta ahora, no he conocido ninguno, pero soy todo oidos…. así que si alguien conoce un sistema más justo en cuanto a garantizar el lineaje tanto materno como paterno, que nos lo diga por favor!

      Además, recuerdo que un amigo mío quería que su hija llevase su segundo apellido porque él era el último en el lineaje de toda la familia materna suya y ahora desaparecerá ese apellido, y quería que su hija al menos llevase su apellido primero y segundo compuesto y luego el apellido de su mujer (imaginemos que sería: Mónica Rodríguez-Rohe Álvarez (el compuesto siendo sus dos apellidos y el Álvarez el primer apellido de su mujer)).

      Pues, para conseguirlo en España, él iba a tener que cambiar su primer apellido al apellido compuesto, es decir, efectuarlo en todo el papeleo y cambiarlo de cara a todas las instancias y en el ámbito profesional para luego poder pasarle a su hija su segundo apellido… lo cual era demasiado, lógicamente.

      Por un lado, me parece bien que existen unas normas, pero por otro lado, a veces las normas impide la flexibilidad que a veces resulta imprescindible para casos excepcionales. Creo que la ley debería tener un espacio para unas excepciones, como podria ser el caso de mujeres que tienen casos extremos en los que convendría obviar el lineaje paternal… o el caso de mi amigo que quería garantizar el lineaje de su madre… Tampoco estamos hablando de cambiar los apellidos por casos de estafas o corrupción!!!

      Gracias Ro! besos

  4. Elregio dijo:

    En México legalmente el asunto es como en España, y aunque actualmente está cayendo en desuso, socialmente las mujeres permutaban su segundo apellido por el del marido anteponiendo un “de” para indicar “pertenencia”, es decir, que si Marta López González se casa con José Gutierrez Pérez, entonces legalmente mantiene sus dos apellidos, pero socialmente se le conoce como Marta López de Gutierrez. Pero como dije al principio, esto está cayendo en desuso.

    • Allison Rohe dijo:

      Era así en España? Quiero decir, socialmente, sería Marta… Marta López de Gutiérrez en España también…. o sería Marta de Gutiérrez? Me suena algo así pero no recuerdo si en España mantenía su primer apellido también como en México o si directamente era su nombre y después el “de” seguido por el apellido de su marido…. hmmmm. Gracias Elregio!!

    • Mariano dijo:

      En España sigue siendo así en muchos casos. Cuando yo trabajaba como agente inmobiliario muchas clientas se me presentaban como la Sra. de Rioseca… pero como dice Allison, en España se quitan su primer apellido por el “de Rioseca”.

      Se usa mucho en Castilla.

    • Elregio dijo:

      En España en ocasiones usan el apellido del marido de manera social como dice Mariano,pero no dicen el nombre, anteponen el “señora de” pero no indican su nombre. En México sin embargo la costumbre es como te indicaba, aunque poco a poco va cayendo en desuso

  5. Hola de nuevo Allison, interesante tema este de los apellidos, digamos que cada uno lleva su cruz con esta historia, por ejemplo, yo me llamo María de primer apellido y utilizo el “de María” para señalar que es apellido y no nombre, y pongamos que Zamarriego de segundo (en realidad este es mi quinto apellido, pero es el que utilizo en Internet.) bien, dejando aparte el pitorreo de los compañeros durante la época infantil, (en el colegio algún ojo morado quedó como recuerdo). Tengo anécdotas para parar un tren;
    organismos varios.
    -¿Cómo se llama ud.?
    -Jesús de María Zamarriego,
    -vale… ¿y el segundo apellido?
    -pues… Zamarriego,
    -¡ah! entonces el primero es…
    -si señorita que le vamos a hacer… es María.
    Así “cienes y cienes” de veces.

    Otra, administración de Hacienda de El Escorial, yo estaba solicitando un certificado y la funcionaria me mira muy seria y me dice,
    -Lo siento pero no puedo entregarle el certificado por que usted no es la interesada…
    Claro, aluciné en colores… y aguantándome la risa le dije…
    -Señora le aseguro a usted que si soy “LA INTERESADA”
    La pobre se puso colorada como un tomate pocho, según me dijo había bailado in mente nombre y apellido pasando de Jesús de María a ser Maria Jesús.

    Dejando aparte el “De” nobiliario, en los apellidos españoles se debe anteponer el “de” cuando un nombre es apellido, como de Pedro, de Teresa, de Lucas. etc. Pero casi nadie lo hace, entre otras razones por que casi nadie lo sabe.

    En cuanto a los apellidos compuestos y sobre todo con mucha prosopopeya, se cuenta la historia de un soldado español del siglo XVIII que volvía de las guerras de Flandes y en llegando a la posada aporreo la puerta con brío despertado a todo el vecindario. Despierto (y mosqueado) el posadero preguntó ¿Quién vive en mala hora…? Y contesto el soldado….
    ¡Abrid, vive Dios! que soy don Luis Antonio Javier de Guzmán López de Cuenca y Martínez de la Cruz-Sánchez Urrutia tercer vizconde de Yesa soldado del rey nuestro señor y de regreso de las guerras de Flandes.

    Y contesto el posadero, ¡¡¡ buscad en otra posada AQUÍ NO HAY SITIO PARA TANTOS!!!

    Hasta otra, Jesús.

    • Allison Rohe dijo:

      jajaja Jesús, que bueno!! me he reido mucho con tus comentarios. Me hace recordar también como en muchas ocasiones – por motivos que ignoro…. será que mi nombre le suena como apellido a algunos… – me llaman por mi segundo nombre, considerando mi primer nombre uno de los dos apellidos. Tardé un poco en darme cuenta pero poco a poco me acostumbré a responder – sobre todo en las salas de espera – si llamaban a Allison o a Mary….. o mejor dicho, Alisón o Mari… Muchas gracias por compartir de nuevo! son geniales las anécdotas!

  6. anne metaxas dijo:

    Este tema me llamø la atenciøn. Entonces, les cuento otra anécdota. En mi caso, guardé el nombre de mi padre, Metaxas, cuando me casé hace 28 años. Y siempre la gente persiste en llamarme “Mrs. Metaxas” en vez de “Ms. Metaxas” por alguna alergia al término “Ms”. ¡ Y qué rollo siempre tener que corregir a la gente que la Señora Metaxa era mi madre mientras que mi interlocutor se queda sin comprender nada de eso!

    Pusimos nuestros dos apellidos a nuestros hijos, es decir, Metaxas-Senderowitz. Resulta obvio que con tantas letras, este apellido nunca cabe en los documentos oficiales, como en el carné de conducir, por ejemplo. Mi hijo mayor sufre una vergüenza habitual resultando del hecho de que su appellido se ha transformado en una forma de galimatía en todos sus documentos oficiales. Y esto, cada vez que le piden el documento de identiidad, lo que occurra frecuentemente cuando uno tenga 24 años y le guste invitar a las chicas a tomar una copa.

    Pero yo no guardé mi apellido por ser feminista. Mejor fue para guardar mi identidad de griega-americana, una parte intrînseca de mi personalidad. Con los años, el problema resultø que todos los maestros en la escuela llamaron a mi hijo Metaxas, y como yo me ocupaba de todos los asuntos escolares, ellos también llamaron a mi esposo asî – Mr. Metaxas, por ignorancia. Esto porque los dos apellidos no figuraron en los formularios oficiales correctamente, al igual que en los cabinetes de los médicos, y en todo el papeleo de los seguros medicales. Esto es una jaqueca enorme y constante.

    Y como, en mi opiniøn, de manera general, la cultura pasa mås por la mujer, parece que mis hijos se identifican mås con lo griego que con lo judîo. Mi hijo mayor dice desde hace un puñado de años que quiere simplificar su apellido y poner Metaxas unicamente. Por miedo de insultar a mi esposo, cuando matriculé al menor, le puse solamente Senderowitz para reducir el daño. ¡Ahora, corro el riesgo de tener un hijo griego y el otro judîo! ¡Y esto sin darles a ellos poder de elecciøn!

    Por ültimo, cuando fui por primera vez a la isla donde naciø mi padre, aprendî que en Kefalonia las familias tienen dos apellidos segün el clan. Y como Metaxas es el tejedor de seda, es decir el nombre de un oficio, yo creo que el segundo apellido de mi padre, o sea, Mariatos, hubiera sido mas destacante. No es mås que hipotesis, pero pienso que este empobrecimiento pudiera haber provenido de otra verguenza de pertenecer a una sociedad dicha “primitiva” segün la mentalidad de los griegos de esa generaciøn a quienes les costaron mucho asimilarse a la sociedad moderna.

    Entonces para mi, el asunto del apellido toca al problema no solamente del feminismo, sino de sus orîgenes en una sociedad pluralistica, tanto como a sus origenes sociales, o sea de clase social…

    • Allison Rohe dijo:

      Hola Anne, bienvenida y muchas gracias por compartir! Has tocado un tema (varios temas) bien interesante, él de los títulos de Mrs. Ms, etc. etc. De hecho, te cuento que el post original tenía un apartado dedicado a este tema pero quedó tan largo que decidí dividirlo y ponerlo en dos, y todavía no he publicado el otro post.

      Pero también creo que lo que dices es totalmente cierto, la decisión de guardar el apellido para conservar nuestras identidades culturales y etnicas de nuestras familias, aunque también creo que es una decisión feminista, definiendo el feminismo como el igualdad de los sexos – así dándote a ti como mujer el derecho de guardar tu apellido de nacimiento. La conexión entre los apellidos y nuestras identidades como italo-americanos, griego-americanos, o irlandes-americanos… es otro post, también pendiente de publicación…. ya saldrá…

      Lo de ahora tener un hijo griego y otro judío, me ha hecho muchísima gracia…. cuándo puedas, lee el post del “PizzaBagel”… a ver qué apodos se pondrían a tus hijos!! https://deexpatriating.wordpress.com/2010/01/29/un-pizza-bagel-sin-pan-tomate-o-queso/

      Con el sistema español de los apellidos, evitamos muchos de estos problemas, aunque tampoco todos…. seguimos buscando el sistema perfecto, aunque no sé si lo encontraremos…. o si se trata simplemente de dejarlo al criterio de cada uno y ya está.

      Mil gracias por compartir Anne!

  7. rafael ramirez madrid dijo:

    pues la verdad como el apellido MADRID no hay otro mas bonito es decir DE MADRID AL CIELO que bonito pero que sea tarde aunque no seais MADRID jejeje… es bonito?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s