La persiana… cuánto te echo de menos

Cuándo pasaba los veranos en Madrid o en Hoyo de Manzanares hace muchos años, mis amigas y yo saldríamos hasta tan tarde que muchas veces al salir de las discotecas, ya había salido el sol… algo totalmente ajena a la realidad de una neoyorquina de 19 años.

La primera vez que salimos hasta tan tarde y al volver a casa, tras cruzarnos con el padre de mi amiga en la calle (él iba de camino al curro… nosotras de camino a la cama) pensé, ¿cómo vamos a dormir con tanta luz?

Y recuerdo lo impresionada que me quedé al ver cómo ese aparato en la ventana – la persiana – nos solucionó todo.

Sólo hacía falta subir la cuerda del aparato, y magia potagia… se fue la luz y nos trasladó de nuevo a la noche, permitiéndonos dormir tranquilamente hasta la hora de comer, y así recuperar fuerzas para hacer otro plan y salir por ahí de nuevo.

La persiana… menudo invento.

En EE.UU., tengo entendido que existen, pero nunca las he visto en casa de ningún conocido. El otro día vi unas persianas motorizadas en una película (The Holiday con Cameron Díaz y Kate Winslet) … pero se trataba de una mansión en California, y se trataba de una película de Hollywood.

Recuerdo haberlas visto hace años en un programa de televisión sobre casas en Arizona (creo), pero se las presentaban más como un sistema de seguridad que unas persianas para bloquear la luz, y en ese caso también eran persianas motorizadas.

Pero en Nueva York, salvo en algún pisazo millonario que he visto en uno de estos programas del inmobiliario neoyorquino, no existen las persianas.

Me molesta mucho esta carencia.  Echo de menos la oscuridad.

Antes de conocer la maravillosa realidad de la persiana, no me importaba demasiado la luz.  En realidad, no me tenía por qué importar.

En mi casa nunca nos permitían de pequeños dormir hasta muy tarde así que la luz nos ayudaba a levantarnos. (Veréis, dormir hasta tan tarde como podrían ser las diez de la mañana se consideraba pecado, y si no nos levantábamos mi padre nos despertaría a propósito recordándonos que hay una sola vida y ya era hora de vivirla…).

Tened en cuenta que, como he dicho en otras ocasiones, se empieza el día mucho más pronto en Nueva York, y la gente se suele acostar algo más pronto que la gente en Madrid… pero no sólo entre semana, sino los fines de semana también. Me parece a mí, de hecho, que esto es algo generalizado por todo el país y no sólo en esas ciudades, en ambos casos, el estadounidense y el español, respectivamente.

Sin embargo, tras tantos años en España y a pesar de ya llevar bastante tiempo en Nueva York, tengo el reloj interno cambiado y me es casi imposible dormirme hasta muy tarde, por lo cual, levantarme tan pronto no me conviene (o eso creo porque estoy cansada…).

No obstante, muchas mañanas ya estoy despierta y haciendo cosas a partir de las 5.30 de la mañana.  Pero lo más habitual es que me levante sobre las 6.30-7.00 (con suerte a veces hasta las 7.30-8 los fines de semana), y no porque después de dormirme a las 2-3 de la mañana ya dormí lo suficiente, sino porque entra tanta luz en mi cuarto que no hay manera de dormirme y prefiero levantarme que perder tiempo en la cama sin hacer nada productivo.

La fuente de la luz.. noche y día... en mi cuarto en NY

Me he quejado (como una niña pequeña) sobre las “supuestas persianas” en mi cuarto, pero nadie en mi familia ve el problema.  Además, añadido al problema de la luz que entra por la ventana en la pared (incluso por la noche porque hay luces en la calle a la altura de mi ventana!!), es el problema de las ventanas en el techo…. ya que mi cuarto es la buhardilla.

O sea, me llega la luz por todas partes y a todas horas.  Desesperada, incluso llegué a probar dormir con el antifaz puesto, pero tampoco me sirvió. También traté de colgar algo encima de la ventana en la pared, pero se me cayó encima… y no he podido hacer nada con esas ventanas en el techo.

Las ventanas sin persianas en el techo...

Ahora es más común poder encontrar unos estores que se llaman “estores de apagón”, y son muy populares para las habitaciones de niños pequeños (para que echen la siesta)… pero todavía no son las persianas de España.

En España, me he acostumbrado a poder ser bruja y echar el hechizo de la persiana sobre mi cuarto y oscurecerlo sea la hora que sea.

No hay que subestimar la importancia de una buena persiana.

Sirven para oscurecer el cuarto, y, en cuanto a seguridad, a cerrar bien la ventana…. pero sobre todo, sirven para facilitar el descanso.

Qué ganas tengo de estar ya en España para poder descansar y dormir algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La vida doméstica, Los horarios, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La persiana… cuánto te echo de menos

  1. BeaBurgos dijo:

    Justo! Esto era una de las cosas que más echaba yo de menos en EEUU. Siempre das en el clavo. Oye, debes escribir sobre medicamentos, ahora que es tan polémica la cuestión de la Seguridad Social en EEUU. Para que te hagas una idea, cuando enfermaba en EEUU y tenía que comprar antibióticos, el más barato me salía unos 75 a 90 dólares. Hoy he comprado antibióticos en España por 2,60 euros (con receta médica). Es decir, ¿dónde va esa diferencia? ¿Por qué en Europa se puede comprar la misma medicina 40 veces más barato que allá? Podrías investigar un poquitín esto…

    • Allison Rohe dijo:

      jajaja, ahora me tienes de periodista como tú por Tetuán, eh?? jaja!

      Pues te cuento, estoy investigando algo relacionado con esto de los medicamentos pero no exactamente respecto sus precios… se trata más bien del ámbito político, y no es exactamente… blog material. Ahora todo relacionado con la “medicina” está en el punto de mira por estos lares. Respecto el blog, desde luego están en la lista de temas a abordar lo de los precios, así como ir al médico. Tomo nota de tus propuestas y mil gracias por hacérmelas!!! Miraré lo de Madroñosfera, seguro que será genial!!! Gracias!

    • Mariano dijo:

      No será que la diferencia la pone la Seguridad Social de los impuestos…???

      Mi cuñada es farmacéutica y dice que el coste es el mismo de una medicina de USA que una española. De hecho, el fabricante es el mismo. Yo veo que las medicinas over the counter son más o menos igual de precio que en España (aunque reconozco que Alka Setzer no me hace nada y el Frenadol sí). Mi mujer pilló unos hongos en Dublín y le trataron con unos antibióticos que costaban lo mismo en Irlanda que en USA y hacía falta receta en ambos casos.

      • Allison Rohe dijo:

        Mira que bien me vienes con estos comentarios. De hecho te cité al final del texto que escribí anoche ya que vi tus comentarios al acabar el post.

        No sé cómo es el tema en Irlanda, si subvencionan los medicamentos igual que parece ser que lo hacen en España, pero desde luego en EE.UU., no subvencionan – al menos desde el Gobierno federal, que yo sepa – los medicamentos. Aunque sí es cierto que en distintos Estados por el país, a veces se ofrecen descuentos a los que no tienen seguro médico que les cubriría al menos una parte del coste del medicamento.

        También creo que los over the counter son más o menos igual, tirando a más barato en EE.UU. Además, aquí siempre hay cupones para rebajar todavía más el precio, o ofertas de la semana que aprovechamos para comprar algo aunque no nos haga falta en ese momento.

        Pero el Alka Seltzer no es para heartburn? (ardor de estómago?? no sé cómo decirlo) Y el Frenadol para resfriados? Mariano… a ver si te has equivocado de medicamento!!! jaja…. cuídate!

        gracias

      • Mariano dijo:

        ¡Cómo se nota que estás estupenda :-D! El Alka Setzer es para el resfriado. Para el heartburn (lo llamamos en España “ardores de estómago”, “acidez de estómago” o simplemente “tener acidez o ardores”) tenéis los Tums, por ejemplo, que no están mal. En España, para el heartburn hemos tomado toda la vida “bicarbonato”, que es la misma composición, pero hoy la gente toma mucho Almax, por ejemplo.

        • Allison Rohe dijo:

          jolines, creo que tienes razón… pero ahora me doy cuenta que el otro día se me equivocó al darle a mi abuela alka seltzer cuándo en realidad le tenía que haber dado Tums!!! pobre mujer, ahora entiendo porque se quejaba todavía más!! que desastre soy!! jaja

  2. cuentarina dijo:

    Que bueno Allison! a si que ya se a unas de las cosas que me dedicaré en mis negocios en EE.UU. A poner persianas en las casas!!!jeje, y me llevaré también la marca Velux que es la que tiene persianas y ventanas para buhardillas! eres fantástica, y me alegro mucho que conviertas en positivo algo tan frenético como el de salir de marcha por las noches epañolas y poder volver a dormir a la hora que sea en la mañana! te recordaré las proximas fiestas de Manzanares, Soto del Real, y Guadalix de la Sierra (mi pueblo) Besos Allison.

    • Allison Rohe dijo:

      jaja cuentarina… el problema del negocio es que a los neoyorquinos no les interesan las persianas, salvo para sus niños pequeños (para las siestas), porque impiden que se levanten por la mañana tan pronto, así que algo de luz prefieren…. alucinante pero cierto! Y claro que saco el lado positivo de las noches españolas, son fantásticas! Y las fiestas de la Sierra (en especial para mí, las de Hoyo de Manzanares) más! Gracias por compartir!!

  3. mcarmen dijo:

    No me recuerdes mi peregrinación por las tiendas de Manhattan buscando algo con lo que tapar la luz que entraba a raudales por las, encima, enormes ventanas de nuestro apartamento 😉 Cuándo una amiga me habló de los famosos blackout me faltó tiempo para comprarlos.
    No sé cómo podéis dormir!!!
    Un saludo,

    • Allison Rohe dijo:

      Sí, los black out blinds son la bomba, después de las persianas. Tampoco sé cómo dormimos, pero el caso es que no creo que se duerma en NY como se duerme en Madrid, vamos… está claro que no…. espérate un momentito, no será que la falta de las persianas es lo que llevó a Frank Sinatra a cantar cómo Nueva York es la ciudad que nunca duerme???!!!!

      MariCarmen…. creo que acabamos de descubrir el secreto mejor guardado de la ciudad de Nueva York… no duerme nunca porque nada más salir el sol, aunque hayas estado por ahí durante toda o casi toda la noche, es casi imposible dormir!!! jajaja

      vaya, será el descubrimiento del siglo! habrá que contárselo al resto del mundo para sacarles de dudas…

      Ya veo el titular:

      El gran misterio de NY al descubierto: la falta de sueño de los neoyorquinos se debe a la carencia de persianas españolas

      ¿No véis lo que se puede conseguir a través de las conversaciónes multi-culturales?

      jaja, me parto!

      gracias y saluditos

  4. Mariano dijo:

    Las persianas, esa asignatura pendiente de los USA… 🙂

    • Allison Rohe dijo:

      verdad…. pero me pregunto si las conseguimos instalar por estos lares….. si podríamos frenar el ritmo frénetico de la vida??? Creo que merece la pena probarlo…. habrá que empezar una campaña de sensibilización en cuánto al valor que añaden a la vida… 🙂

      gracias Mariano

  5. Pingback: El acceso a los medicamentos en EE.UU. « Hello Madrid, Hola New York – Blog

  6. Teresa dijo:

    Pues hace poco un vecino de mi comunidad me contó que aquí tenemos ayudas para instalar las persianas. No estaba muy seguro pero me hablo de 40€ por metro cuadrado de persiana. Y tampoco tenía muy claro las condiciones (seguro que las hay).
    Parece ser que esta ayuda se justifica dando a las persianas carácter de recurso de ahorro energético, creo que para refugiarnos del sol en verano…
    Saludos

  7. Ani dijo:

    jajajaja, qué fuerte: se me rompió ayer la persiana de mi dormitorio, de verdad, jajajaja, y vinieron los persianistas del seguro a ver qué le pasa.
    Me la tuvieron que dejar bajada del todo, hasta que vuelvan mañana a arreglarla, y he dormido como un lirón, Allie, hasta las 9:30 a.m. jajajajaj (es por darte un pelín de envidia, jeje, pero no demasiada, pq como verás, si me levanto a esas horas es pq sigo de baja, snifff).
    Te cuento el coste de arrgelar una pieza minúscula que se parte en una persiana: 68 € (incluye sólo mano de obra y la pieza, el traslado de los operarios corre de cuenta del seguro de mi casa). Así que mira el lado positivo: eso que os ahorrais!!

    Besos grandes!!

    • Allison Rohe dijo:

      bien Ani, hay que pensar el lado positivo… pero la verdad es que me sorprende que el seguro de la casa sólo te cubrió el traslado de los operarios… ni siquiera los arreglos dentro de la CASA (siendo ese un seguro de “casa”… eso me resulta difícil de entender pero bueno…).
      esta mañana me desperté a las 5.30…. y anoche me dormí tardísimo again…. a ver si hoy me acuesto pronto!! si sigues de baja, espero que te estés cuidando… la semana que viene si sigues en casa, te haré una visita. gracias y besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s