Easter, el domingo de conejos, huevos y chocolate

[picapp align=”left” wrap=”true” link=”term=easter+egg&iid=8377824″ src=”3/e/9/1/Kew_Launch_Their_6aa5.jpg?adImageId=12091547&imageId=8377824″ width=”234″ height=”390″ /]Hoy en EE.UU., es un gran día para los miles y miles de niños en cuyas casas les visitaron anoche el conejo de Pascua, el tal Easter Bunny, que va – en plan Santa Claus – a las casas y deja cestas llenas de chocolates y jellybeans (un tipo de chuchería que creo que es cien por cien azucar…) y cosas así para los niños, y esconde los huevos que los niños habían pintado previamente.

Sí, en EE.UU. para el día de la resurreción del cristo de los cristianos, se celebra con chocolate… es curioso, pero siendo el amante de chocolate que soy, me encanta esta fiesta y lo sigo disfrutando desde el otro lado del charco, a pesar de que aquí nadie me ha preparado ninguna cesta de chocolates y todavía ni siquiera hemos pintado los huevos (esto queda pendiente para esta semana… algunos ya sabréis que estando en el extranjero, celebramos las tradiciones de nuestra infancia o cultura de origen a nuestro ritmo…).

Pues, lo de pintar los huevos lo recuerdo como algo super divertido que haríamos mis hermanos y yo en la cocina de nuestra casa en las afueras de Nueva York.

Primero mi padre herviría un par de docenas de huevos – porque sólo pintábamos los huevos duros… no me imagino dando un huevo crudo a un niño… sólo la idea de cómo quedarían tanto la cocina como el niño me espanta… en fin, y una vez fríos los huevos (este proceso solía tardarse unos días en mi casa) nos pondríamos manos a la obra a pintar los huevos.

Cuándo digo pintar, me refiero al proceso de seguir las indicacciones de los “packs” que los padres compran en las tiendas, los cuales se tratan sencillamente de meter unas gotas o pastillas de coloreante (tipo el coloreante – en lugar de o junto al azafrán – que echas a la paella para que tenga el color amarillo) en agua en unas tazas de café (tazas tipo café norteamericano, es decir, tazas grandes).

Y con el chisme (un cucharón cutre) que viene con el pack, colocas el huevo dentro de la taza para que coja el color del coloreante. Dicho así, suena totalmente aburrido…. pero nosotros los iríamos colocando un poco en el azul, un poco en el amarillo, la mitad en el rojo… y así… para poder “pintarlos” de manera original – o eso pensamos – para luego poder identificarlos después de que el conejo de Pascua nos los escondiese por toda la casa o el jardín (dependía del tiempo que hacía, claro).

Es típico que los pueblos organicen distintos actos para los niños durante estas fechas.

Por ejemplo, en los centros comerciales es común – igual que con Santa Claus – que vayas con los niños a hacerles la foto con el conejo de Pascua, y el ayuntamiento suele organizar las “cazas de huevos” (en este caso se tratan de huevos de plastico…) en alguna pradera en el centro del pueblo (no sé dónde harían esto en Manhattan… pero seguramente encuentran algun lugar, aunque sea un sitio asfaltado o el gimnasio de algun colegio).

De pequeña recuerdo que ese día era super especial porque – a veces caía en mi cumpleaños – y porque acababa el periódo de cuaresma que guardábamos en mi casa y así por fin, no sólo podía ponerme hasta arriba de chocolate, sino también podía comer, beber o hacer algo que había dejado de hacer durante los 40 días previos a la llegada del conejo de Pascua… jaja, me río porque ahora que lo pienso son tradiciones totalmente absurdas que no tienen ni pies ni cabezas pero bueno, así lo hacíamos.

¿Cómo se llegó a vincular el fin de cuaresma, el domingo de la resurreción del cristo de los cristianos y el conejo de Pascua?… ni idea.

Lo que sí recuerdo, sin embargo, con mal sabor en la boca… es como en los días después de la llegada del conejo de Pascua…. mi madre nos obligaba a comer sandwiches de ensalada de huevo duro con mayonesa … un sandwich así no está mal… pero después del tercer día… ya te empiezas a preguntar si quizás sería mejor dejar huevos de plástico para el conejo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Festivos, Festivos: Sólo en EE.UU., La sociedad, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Easter, el domingo de conejos, huevos y chocolate

  1. Polo-Go dijo:

    Hola ‘Alicia’,

    Lastima que no hayáis recibido una cesta de chocolates en el día del conejito Easter! Para consolarte imagino que conoces esta casa de confecciones que te pueda ayudar a mimar tu anhelo chocolatil…

    http://bit.ly/bH3xnt

    En torno a tu comentario sobre en donde festejan la ‘Caza de huevos’ en Manhattan, claro que no se te puede pasar el ‘Great Central Park Easter Egg Hunt’ (aunque creo no ser celebrado este año en el día de Pascua). También marcha anualmente el ‘Egg Hunt’ del Bronx Zoo- locales que no son todo ‘acero y concreto’, sino ambientes familiares y de popularidad.

    Por ultimo- tienes que darle lustre al típico ritual de los Neoyorquinos de Manhattan- las paradas:

    http://bit.ly/bdzPBM

    No creo que se pueda apreciar tanto de tu redacción sobre tal costumbre americana sin añadirle esta migaja de conocimiento o ‘slice of life’, como dicho.

    Interesante foro y te rindo saludos!

    • Allison Rohe dijo:

      Tienes toda la razón Polo-Go! No sé cómo se me han podido escapar ni la caza de huevos en Central Park ni el desfile!! Será que nunca participamos en esa caza y tampoco recordar ver nunca el desfile…. será que siempre estabamos “cazando” los huevos y abriendo las cestas mientras salía en la tele! Al hilo del desfile – el Easter Parade – ahora que lo dices, tampoco he hablado de lo importante que antes era de llevar el sombrero perfecto el domingo de Easter – para las mujeres – para lucir ese día en NY al pasear por la 5ª Avda y también en otras partes del país, el denominado “Easter bonnet” (aunque esta tradición ya apenas existe… quizás todavía entre las más pequeñitas (se los ponen todavía a las bebés, si hace bueno y hace sol). Hay una canción de la época, creo, de Judy Garland y Fred Astaire que todo el mundo sabe al respecto y canta en esta fechas- In Your Easter Bonnet. Y sí, conozco ese lugar de chocolate que dices de Madrid, es maravilloso! Mil gracias por compartir todo esto con nosotros, espero seguir contando con tus comentarios! Saluditos, Allison/’Alicia’ 😉

  2. marcoiris dijo:

    Pues nosotros si que hemos pintado los huevos en casa de mi suegra, yo los habia visto pero nunca lo habia hecho, cuando tenga tiempo (mañana probablemente) a ver si descargo las fotos y las subo al blog. No esperes gran cosa, los hemos sumergido en el colorante y luego unas pegatinas y algun dibujillo, pero han quedado chulos

  3. pipermenta dijo:

    He estado curioseando en tu blog y me parece muy interesante. Esto del intercambio de culturas es fascinante. ¿Te importaría si te agrego a mi blogroll? Estaría encantada de seguirte en tus notas sobre tus costumbres, tan diferentes a las españolas.
    Un saludo

    • Allison Rohe dijo:

      Hola de nuevo pipermenta, por supuesto me puedes agregar a tu blogroll. Me halaga mucho que lo consideres merecedor de este detalle. Ya me pasaré por el tuyo a ver que se cuece por ahí! saluditos y muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s