Leer el periódico de otro y la montaña rusa

[picapp align=”right” wrap=”true” link=”term=roller+coaster&iid=1439647″ src=”1/b/6/9/Countdown_For_Oktoberfest_0d3a.jpg?adImageId=12659990&imageId=1439647″ width=”380″ height=”241″ /]¿Alguna vez habéis ido al parque de atracciones? De pequeña, iba muy a menudo en Estados Unidos. Me encantaba subirme a las atracciones como las montañas rusas.  Cuánto más rápido y con cuántas más curvas, mejor.

Respecto las atracciones a las que subiría, mi única exigencia – después de un par de experiencias no muy buenas – es que tuviera el harnés para que yo no tuviera la sensación que me iba a caer (en las montañas rusas con más curvas pero que no daban la vuelta en el aire no solían en aquél tiempo tener harnés… sólo una barra).

Si no has ido nunca, da igual, estoy segura que o habrás visto algo parecido en la televisión o en el cine, y todavía más segura que al menos una vez habrás vivido la sensación – como pasajero – de coger una curva en el coche o incluso en el autobús y de repente ir hacia un lado.

¿A qué sí?

¿Os acordáis de la sensación de estar sentado al lado de alguien y estar los dos –  o los tres o quiénes fuerais – todos inclinándoos hacia un lado, y todos haciendo fuerza para mantener el equilibrio?

Fijados esta imagen:  estáis o bien en una montaña rusa – un roller coaster – en un parque de atracciones, o estáis en el coche.  Cogéis una curva super fuerte, y la imagen que quiero que tengáis en la mente es de tres personas en la misma postura – todos inclinándose hacia un lado, sin tocarse y sin poder tocar nada (ni el asiento de enfrente ni barras ni harnés ni nada) y por lo tanto todos se están haciendo mucha fuerza para no caerse de golpe sobre la persona a su lado pero la gravedad, lógicamente, está jugando en su contra.

¿Tenéis la imagen visualizada en la mente?

¿Sí?

Pues, bien. Ahora imaginados que esta imagen, no se trata ni de una vuelta en el coche ni de una atracción; sino, se trata de la imagen que tenía delante de mí la otra noche mientras volvía a casa en el metro.

“¿Cómo?” puede que me preguntéis… “Es que hubo una curva inesperada o brusca en el Metro de Madrid?”

Pues no amigos, porque ya sabemos que curvas así no hay en el Metro de Madrid (aunque a veces una paradas bruscas sí…).

El motivo de semejante imagen era otro:

Tres personas leían un sólo periódico.

Os juro que fue uno de estos momentos cuándo deseaba estar invisible para poder hacerles una foto ya que era tan sumamente cómica la escena. De hecho, me impactó tanto la escena que en ese mismo momento cogí mi iPod y me puse a escribir sobre ella. (También era una táctica para concentrarme en algo y así evitar que me echara a reir).

A ver si os la puedo pintar bien para que tengáis la imagen bien clara:

Delante de mí, estaba sentada una señora leyendo el periódico. Al lado de ella, estaba otra mujer y al lado de esa mujer (la que no tenía el periódico) estaba sentado un chaval (de unos 20 años… os lo cuento para ayudaros con la imagen).

Es decir, tanto la mujer en medio como el chico (2 asientos a distancia del objeto de la lectura) leían el periódico.

3 personas, 1 periódico.

A mí me pasa esto muy a menudo en el metro.  Leo el periódico y muchas veces soy consciente que lo estoy compartiendo con la persona a mi vera.  A veces, incluso, casi he estado a punto de preguntarle a la persona en cuestión si ya ha acabado el artículo para poder seguir a la siguiente hoja.

Lo normal, sin embargo, es disimular… al menos un poco, ¿no?

Pues, la otra noche me tronchaba con la escena de estas 3 personas porque me recordaba de la imagen de cómo se sienta la gente estando en el parque de atracciones – esforzándose para mantener el equilibrio contra la gravedad, y en este caso en particular, para no caerse encima de la mujer que sujetaba el periódico.

A mí me parece que lo tuvieron incluso más difícil que en un parque de atracciones porque no podían agarrar nada de nada para equilibrarse.

Todavía me pregunto qué noticia habrá sido que les tenía a los tres tan enganchados al periódico de la señora…

Pero os advierto de una cosa, me cuesta creer que algo así ocurriría – sin reacción por parte de la persona que sujetaba el periódico – en el metro de Nueva York… así que recomiendo que no lo intentéis por el subway neoyorquino.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La comunicación, La sociedad, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Leer el periódico de otro y la montaña rusa

  1. Polo-Go dijo:

    De veras no creo que en NY le prestaran una pestaña de atención a intercambio de otras distracciones…

    http://bit.ly/bbiJJh

    • Allison Rohe dijo:

      De nuevo Polo-Go, un video genial! Gracias!! Estoy de acuerdo contigo, no creo que a nosotros los neoyorquinos prestemos atención a cosas así de raras – como es ir en el metro sin pantalones – nos reimos y seguimos en nuestro camino, pero creo que si es algo que nos afecta a nosotros, como puede ser que nos invade nuestro “espacio personal”, entonces sí tendríamos alguna que otra pega que poner. Gracias!!

  2. BeaBurgos dijo:

    Parece una escena de una película de los hermanos Marx. No me extraña que te llamara la atención. Eso de leer el periódico ajeno aquí es de lo más común… ahora, ya 3 a la vez es otra cuestión. Abrazo!

  3. chrieseli dijo:

    Qué gracioso. Aquí lo he visto, pero son los chicos con los audífonos para mp3. Comparten el mismo y donde uno se mueva, el otro va. Como siameses
    Te leo. Un saludo

    • Allison Rohe dijo:

      jaja, sí, me imagino que la imagen sería parecida cuándo comparten los auriculares. La diferencia supongo es que ellos lo harán a propósito y claro, el que sujeta el periódico no necesariamente pretendía compartirlo con los dos “extraños” a su lado!! jaja… “como siameses”… me encanta.. la imagen de dos chavales sentados y “conectados” por medio de los auriculares y moviéndose a la vez al ritmo de la música del mp3, es genial. gracias!!

  4. marcoiris dijo:

    yo eso lo he hecho en el metro cientos de veces y me lo han hecho. E incluso a veces ofrecia el periodico cuando llegaba al final del trayecto. Al principio se me hizo raro, con el tiempo algo normal

    • Allison Rohe dijo:

      estoy de acuerdo marco… también ahora me resulta normal…. bueno, me resulta normal, hacerlo de manera disimulada… pero todavía hacerlo de manera tan evidente me choca… lo cual es una estupidez y carece de coherencia en mi forma de ver las cosas… lo sé!! gracias!!

  5. pipermenta dijo:

    Comparto alguna de las opiniones. Aquí, eso es muy común, pero fíjate que he vivido toda mi vida en Madrid y habré estado en el metro muchichisimas veces, pues no puedo acostumbrarme a estas cosas. Si soy yo la que leo, me siento intimidada. Es como si me robasen un trozo de mi parcelita privada. Como cuando llueve y vas tan ricamente cobijada en tu propio paraguas. Ves a la gente correr y más de uno se te pega para no mojarse. Claro, uno se piensa: ¡Que descarado! Normal. En este caso leer, de manera tan sumamente forzada, algo que en esos momentos no nos pertenece, es como robarle un poquito de su intimidad.
    En el caso contrarío, cuando alguna vez lo he hecho, he procurado disimular. Me sentí avergonzada por la misma explicación anterior.
    Modos y modismos, costumbres que hablan muy mucho, de como somos cada uno, independientemente, de cual sea nuestro origen.
    Un saludito, Allison.

    • Allison Rohe dijo:

      Gracias pipermenta!! Si ves cómo respondí a @marcoiris verás que también creo que es mejor hacerlo de manera disimulada… aunque también reconozco que si es algo que aceptas entonces da igual la manera en la que te “roben” unas líneas de lectura. Por mi parte, como neoyorquina, creo que lo que más me incomóda es la invasión de mi espacio personal… y creo que igual, a lo mejor, te pasa a ti lo mismo. El tema del espacio personal es otro temazo que tengo pendiente para el blog, ya que es algo muy importante para nosotros, y algo que da para muchos malentendidos y muchos momentos incómodos… ya hablaremos de ello. otro saludito para ti!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s