Por correo postal o en mano: las invitaciones de boda

Hace exactamente 12 años (cómo pasa el tiempo!!) en el mes de octubre de 1998, yo acababa de instalarme en Madrid en un piso en la calle Francisco Silvela. Una noche después de instalarme en el piso, recuerdo que mis amigas (todas españolas) y yo nos reunimos en mi casa. Al rato, una de las chicas del grupo, avisó que se casaba, y después nos entregaba a cada una las invitaciones de boda.

Como he dicho, no sólo acababa de instalarme en Madrid, sino también estaba aprendiendo el castellano y aún, claro está, no controlaba apenas nada de la cultura española. Por lo tanto, no es de extrañar que lo flipé en colores cuándo de repente mi amiga me había entregado en mano su invitación de boda.

¿Por qué lo flipé en colores?

Porque desde mi perspectiva neoyorquina, era el colmo de la cutridez…. por decirlo de alguna manera….. que me hubiese entregado en mano la invitación. Lo que no me cuadraba en este momento, era que la chica que se casaba, era todo lo contrario del concepto de “cutre”, y más bien era una persona que más bien se podría decir que era de lo más pija, por lo que esperaba que hiciese las cosas de manera extravagante y…. pues, pija.

Sin embargo, recuerdo que yo estaba totalmente perpleja ante semejante choque de sus acciones y su aparente aspecto pijo.

Era un enigma.

Pero aquella noche a nadie más le parecía resultar extraño u ofensivo. Pero recordáos que yo era (y sigo siendo) la única que no era española en el grupo…

Meses más tarde, otra amiga mía española del mismo grupo anunció que también se casaba y también nos reunió a todas y de repente nos entregó a cada una nuestra invitación a su boda.

Cómo eso ya me pareció lo más extraño, recuerdo que se lo comenté a una de mis amigas que había vivido en EE.UU. en Nueva York. Pero ella sólo me dijo que en España, es costumbre entregar en mano las invitaciones de boda.

Como neoyorquina, recibir la invitación de boda de una amiga o de cualquier persona en mano, va en contra de todo tipo de protocolo, y es más… no sólo se ve como algo cutre, se ve como un acto de lo más tacaño que te puedes imaginar.

Da la imagen que no has podido comprar el sello para poder enviarlo por correo postal. Esto no es mi opinión, es que es así.

Además, en Nueva York (y específico aquí que hablo de Nueva York porque el tema de bodas en NY no tiene nada que ver con los preparativos o el protocolo de las bodas en otras partes del país… ) no sólo tienes que enviar las invitaciones en sobres por correo postal, tienes que mandar los sobres a la imprenta (sí, no sólo las invitaciones sino los sobres también!!) porque has de escribir las direcciones de cada invitado en los sobres de manera profesional (así que o bien en la imprenta, o en muchos casos, se encarga a una persona que sepa escribir en caligrafía a escribir a mano cada sobre).

Pero esperad, porque hay más, porque también has de mandar los mini-sobres que están dentro de los sobres grandes, que – por supuesto – tendrán el sello ya puesto en cada mini-sobre, que pides que cada invitado te envíe por correo postal de vuelta en él que te indica si asistirá o no a la boda. No se contesta por teléfono ni en persona ni por correo electrónico. No. Hay que enviar de vuelta el mini-sobre.

Recuerdo cuándo una prima mía se casaba y tuvo el detalle de acercarse a correos en EE.UU. y comprar un sello internacional solamente para mí, que me permitiría mandar de vuelta por correo postal mi respuesta desde España.

Es decir, es un proceso de lo más absurdo formal que os podéis imaginar.

Ya que estoy en medio de unos preparativos de boda para mi hermana aquí en EE.UU., conozco muy de cerca todo esto y he de decir que me resultan agotadores todas las formalidades de las bodas neoyorquinas…. y aún nos quedan 2 meses para la boda.

El otro día, cumpliendo con mi papel como hermana y dama de honor, cuándo tuve que esperar al mensajero que traía a casa las invitaciones y luego separar las invitaciones de los sobres y llevar los sobres y los mini-sobres a la imprenta, y una semana después ir a recoger los sobres y luego ir a comprar sellos y luego hacerlos llegar a mi hermana para que ella y su novio pudiesen poner los sellos en cada sobre y llenar los sobres con los mini-sobres y las invitaciones y todo … le conté a mi hermana cómo lo hacen en España (sin caligrafía, sin mini-sobres, sin sellos…) y ella no dio crédito y creía que le estaba vacilando, ya que creía que era mi manera de escaquearme de mis “deberes como dama de honor” (al insinuar que había una manera más sencilla de realizar todo esto…. como sería darlas en mano) y sinceramente no os digo que no se me pasó por la cabeza que me sería más fácil si mi hermana fuese española (jajaja!!). Pero su reacción era muy parecida a la mía hace 12 años, es decir, lo flipó en colores y dijo algo como “¿qué dices? qué cosa más rara… ¿y la gente no se queja?”…

Se lo estuve comentando a un amigo español mío la otra noche y me dijo que enviar las invitaciones por correo postal a los amigos les resultaría tan cutre a los españoles como recibirlo en mano nos resulta a nosotros los neoyorquinos. Pero me asegura que dar la invitación en mano no es tan fácil como parece y que seguramente mandarlas por correo en realidad es mucho menos complicado.

Como he vivido de cerca las dos experiencias, creo que ninguna de las opciones es sencilla pero desde luego, como hagas a la española en Nueva York, quedarás fatal…. y por lo visto, si lo haces a la neoyorquina en Madrid, tampoco vas bien, así que tenedlo en cuenta si te casas en el otro lado del charco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Costumbres, La comunicación: por escrito, La vida social, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Por correo postal o en mano: las invitaciones de boda

  1. cuentarina dijo:

    Querida Allison, menos mal que, de momento, no tengo acontecimiento como este a la vista, jajaja.
    Como bien dices en España, se ve francamente muy mal si alguien de tu familia no te entrega el sobrecito con su invitación en mano (aunque ya por los tiempos que corren o por las largas distancias que nos separan ) cada vez se va imponiendo que la madre o el familiar cercano te llame y te diga que los chicos no pueden ir a tu casa por la falta de tiempo y el trabajo que les tiene tan liados, y te llegue en las siguientes semanas el sobrecito donde viene tu invitación.
    Otra, en la invitación suelen venir los teléfonos de padres y novios y alli es donde tu tienes que llamar, de paso enrollarte preguntando los pormenores de la tan ansiada boda (que algunas veces ni te importa ni nada de nada), pra decir que vas o no vas y cuantos de tu familia acuden al evento.
    También suele haber otro apartado (el de como quieres hacer el “regalito” a los contrayentes.
    1.- Puedes hacerles un ingreso en su cuenta corriente (abierta para tales menesteres)
    2.- Pueden haber puesto una lista de regalos en alguna tienda conocida española (lease, Corte Inglés, Becara, Musgo…etc), en donde puedes comprar algo de lo que los novios apartaron para su casa, o aportar una parte para un regalo que salga de tus posibilidades y los siguientes “invitados” aportarán lo que vaya quedando hasta que se reintegre el importe total del objeto en cuestión.
    3.- La última es la más cutre, para mi entender siempre. Esa tía que llega con el sobrecito al comedor y mientras estás comiendo (y siempre al ojo de la cámara que filma el evento, te lo deja disimuladamente mientras te da un besito disimulando…que te conste que esto figura en mi video de bodas!)
    Esto es lo que tiene la preparación de la boda española.
    Yo estoy viendo un programa estadounidense que trata de la preparación de una boda alli por diferentes culturas y la verdad es que no tiene nada que ver con las que nosotros celebramos por aqui…Besitos y Enhorabuena a tu hermana y familia!

  2. Belli dijo:

    Lo primero, enhorabuena a tu hermana!! Como dice tu amigo, no es facil entregar las invitaciones en persona, yo lo he vivido con mis hermanas. Es mejor como lo haceis vosotros,jeje. Por cierto cuentarina, como se llama el programa estadounidense que ves? es que me gustaria verlo.. Un saludo Allison

    • Allison Rohe dijo:

      Gracias Belli!! Creo que es más práctico enviarlos por correo postal, aunque ya acepto y entiendo lo de entregar las invitaciones en persona…. habrá que adaptarse al entorno… o eso me dicen!! jaja

  3. marcoiris dijo:

    Nosotros nos casamos aquí y prefiero el sistema americano mil veces (en el tema boda). Para mi ir en persona significa “meter en un compromiso a la gente”. Es bonito, es una idea bonita, pero a la hora de la verdad muchas veces se va “por compromiso”. Creo que el sistema americano es mejor para todos.
    Enhorabuena por la boda. Saludos!

  4. mexiñol dijo:

    En México lo de las invitaciones impresas a veces hasta sale sobrando, por lo general haces las invitaciones y las entregas en persona. en algunos casos a alguna persona puedes entregarle tres o cuatro invitaciones para que en tú representación las entregue a fulan o o a mengano.

    Tanto la invitación como el sobre sueles obtenerlo en una imprenta, pero todo en la misma, y no suelen ser personalizados sino generales. En esa invitación lo que sí es importante es el poner un croquis de como llegar a la iglesia y al salón de eventos.

    Por lo general no haces invitaciones para todos, sólo le das invitación a los familiares y amigos mas cercanos y que asumes en un 99% de los casos que van a ir. Al resto de personas simplemente se les comenta del evento y el lugar por si lo quieren anotar.

    Eso tal vez puede sonar raro, ya que así no sabes cuanta gente va a asistir y cuantos platillos se prepararán. Por lo general lo que se hace es calcular unas 150 a 300 personas (depende de cada quien) tú invitas a unas 40 a 50, y el resto son invitados de invitados, en la mayoría de los casos si a tí te invitan a una boda, tú puedes invitar a otra u otras personas.

    Sólo en los casos de mas alta alcurnia, (alta altísima) se requiere invitación expresa para poder acceder al evento

    • Allison Rohe dijo:

      Wow! Eso me parece una gran locura, pero divertido a la vez!! Supongo que si tienes una finca grande dónde todo el mundo puede estar sin tener que pensar en cuántas personas podrían caber en una sala de baile, pues entonces lo de recibir tanto a los invitados como los invitados de los invitados podría ser factible o menos caótico, sobre todo si ya te lo esperabas!! En EE.UU. también se incluye este croquis que mencionas en el sobre con las demás cosas. Pero de verdad, me has dejado alucinada con lo de “sólo das invitación a los familiares y amigos más cercanos” y luego parece estar al azar….. o sea, la diferencia entre 150 personas o 300 personas…. es importante!! Pero creo que me lo pasaría pipa (como invitada) en una boda así. En EE.UU. siempre se hace bromas de las personas que van a las bodas sin estar invitados y sin, incluso, conocer a los novios – los llamamos los “wedding crashers” pero supongo que allí en México será mucho más fácil realizar travesuras de este tipo. Gracias por compartir!! Saluditos

  5. BeaBurgos dijo:

    Yo creo que hoy en día ni carta ni en mano… por e-mail o incluso por facebook, jajaja. Vale, no había pensado en eso. No entiendo cómo después de meses blogueando sigues encontrando esos choques culturales, pero me alucinas. Por cierto, llevabas mucho tiempo sin escribir, se te echaba de menos por la blogosfera…. Vas a venir dentro de poco a Madrid? Estamos organizando el I Encuentro de bloggerss madrileños.

    • Allison Rohe dijo:

      jajaja Beatriz!!! Me ha gustado mucho ese comentario!! Es verdad que he estado ausente, pero bueno, de repente la vida y el trabajo me ocuparon casi todas las horas del día y ya no me quedaban ni neuronas ni vista para ponerme con los posts! Tu deberías saber, tras vivir tantos años en EE.UU., que hay temas para aburrirnos durante mucho tiempo con esos choques culturales!! Yo encuentro al menos uno todos los días, sobre todo ya que últimamente vivo tan de cerca las dos culturas. Voy dentro de poco a Madrid… tan pronto como esta semana!! Así que me encantaría participar en ese encuentro contigo y los demás!! Gracias y hablamos ya en Madrid.

  6. santi dijo:

    mejor adaptarse a los tiempos modernos y usar las de email o dvd que ofrecen en bodagame.net que ademas son interactivas

    Yo personalmente me decanto por las de email.

    • Allison Rohe dijo:

      Bienvenido y gracias Santi… quizás sí haya que adaptarse a los tiempos, pero a veces la verdad es que por mucho que me queje del gasto y de las gestiones, también me gusta tener algo tangible… aunque luego resulta que es algo más para tirar o guardar para “siempre”… en fin, supongo que casa uno haga lo que le apetezca mientras sean felices!! gracias!!

  7. Ani dijo:

    jajajajja, Allie, vaya curro que os estais pegando con la boda de tu hermana…; seguro que saldrá todo fantástico!!
    Bueno, al hilo de lo que decía BeaBurgos, precisamente celebré mi boda este verano; fue una celebración “en familia”, con los amigos más queridos y la familia más cercana, en el jardín de la casa de mis padres, un catering, copas a tutiplén, y un artista que nos amenizó con su voz, teclado y guitarras eléctricas, con música de los 80-90, y actual.

    A la gente le contamos que nos casábamos un par de meses antes de la boda ( poco después de decidirlo, y de empezar a organizar las cosas) en persona, y a los que no pudimos ver, les llamamos por teléfono. Después enviamos a todos un
    e-mail “presisido” con unas fotos nuestras, una par de frases haciendo un “guiño” al enlace, la fecha y hora del evento, el mapa, etc…

    Allie, cuéntaselo a tu hermana, que lo va a flipar, jajajajaj, te va a decir: ¿con que clase de gente compartes tu vida en Madrid???? jajajjaaj

    Muchos besos, nos vemos en unos días.

    • Allison Rohe dijo:

      A mí me ha gustado mucho vuestra forma de anunciar la boda. Mi hermana me conoce bien… y sabe que con esta misma clase de gente es con quien prefiero compartir la vida.. con la clase de gente de enviar mails si les apetezca, o entregarme en mano invitaciones elegantes, o aparecer algun día ya casados!! Y creo que a estas alturas… casi pensaría, vaya, podría haber sido mucho más fácil todo esto!! jajaja! besitos y gracias por compartir tu experiencia con nosotros!

  8. paulina dijo:

    Hola
    Me llamo Paulina soy administradora de un directorio web/blog. Me ha gustado mucho tu blog personal, busco intercambiar enlaces. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en tu web.
    Suerte con tu web! 🙂
    Pau

    • Allison Rohe dijo:

      Hola Paulina, me alegro que te guste el blog. Gracias por entrar y por dejar este comentario. Por supuesto puedes incluir el blog en tu directorio, si crees que les podría interesar a tus visitantes. Cómo no has incluido el enlace a tu página no lo podemos ver, pero a lo mejor te interesaría presentarte en nuestra sección de “¿Quién eres?” para que los demás te puedan conocer y puedan conocer a tu página web o directorio. Gracias de nuevo y suerte con tu web también! Saludos desde Madrid

  9. MARIA dijo:

    Hola Allison. En primer lugar, encantada de volver a leerte, te descubrí hace relativamente poco gracias al “Rincón Mexiñol” y me gustó mucho la forma de comparar culturas.
    Haces referencia a la diferencia entre dos países, pero incluso en España las costumbres difieren de un sitio a otro. Todavía recuerdo las caras que poníamos en mi familia cuando nos dieron un “número de cuenta” en una invitación. En la provincia donde yo vivo, Guadalajara, las invitaciones se dan en mano salvo casos excepcionales (todavía recuerdo la de visitas que hice cuando me casé”, porque se considera que es algo muy personal, y además, lo habitual es que en el mismo momento intenten darte la respuesta.
    Lo que sí que es raro en Guadalajara es el tema de las listas de boda o dar los números de cuenta con la invitación, no se considera “apropiado”. Como lo de los “sobres” en el banquete que alguien ha comentado, antes era lo habitual, pero desde hace unos años, lo más habitual es que el invitado te llame por teléfono y te pida personalmente el número de cuenta, o te visite y te de su regalo. Los amigos “hacen piña” y suelen hacer un bote común, y lo introducen en algún regalo “graciosillo”. En mi boda lo que hicieron fue introducirlo en un botijo (supongo que conoces el artefacto) todo en monedas de céntimo y regado con anís… En otras bodas he visto como meten el regalo en un bote de miel de la alcarria, en cerveza…. Hay gente que lo considera de mal gusto, pero normalmente lo hacen los más íntimos y el bote, hucha o lo que sea, tiene que ver con algo especial de los novios… que se lo toman muy bien.
    Obviamente, no me imagino una boda americana o de “alto standing” española en que aparezca un grupo grande con un botijo decorado con las caras de los novios.

    Un saludo, y espero seguirte leyendo…

    • Allison Rohe dijo:

      Hola María, muchas gracias por animarte a compartir la cultura de las bodas en Guadalajara. La verdad es que nunca he estado en ninguna boda en la que se dan el regalo en un botijo pero me hace recordar de cuándo le regalaron a mi abuela un árbol que – en lugar de hojas – tenía billetes de 1 dólar dobladitos de tal manera que al quitarlos del aparato del “árbol” se quedaban como “acordiones”… pero no me hago la idea cómo sería recibir semejante regalo cubierto en miel o en cerveza…. Lo cierto es que las bodas dentro de un solo país difieren, en eso estoy de acuerdo. Y la verdad es que es precisamente la diferencia que existe entre el propio país que trato de matizar en los textos que sólo hablo desde mi perspectiva neoyorquina – y dentro de ella de la comunidad de la que soy originaria – y desde mi perspectiva como residente en Madrid, y también dentro de los parámetros de mi círculo de amistades, etc. Porque desde luego, las bodas neoyorquinas no tienen nada que ver con las bodas en otras partes del país dónde la gente – con todo el debido respeto a mis queridos neoyorquinos – es un poco más sensata a la hora de organizar estos festejos. Pero bueno, queda poco más de un mes para la boda de mi hermana…. y lo único que me queda hacer (antes de llegar a NY) es buscar zapatos de color gris para ponerme con el vestido de dama de honor (lo que me queda por hacer durante los días previos a la boda cuándo ya estoy en NY es demasiado agotador para detallar aquí…)!!. Muchas gracias por compartir estas costumbres María, y espero que no sólo me sigas leyendo sino que sigas comentando también! Saluditos, Allison

  10. Joel dijo:

    Respecto a los regalos de boda también existe otra opción bastante divertida desde mi punto de vista. En la última boda a la que fui invitado, pusimos el dinero de todos los amigos dentro de un cilindro de hierro. Éste a su vez dentro de un tronco que habíamos vaciado previamente y que sellamos con pegamento. Junto con el regalo venían un par de hachas de estas de los chinos para que la pareja en cuestión se entretuviera. La boda fue en diciembre del 2009. Me consta que a día de hoy el tronco sigue sin abrirse a la espera de celebrar una cena todos los compañeros y abrir el tronco con algún tipo de sierra, percutor o lo que sea.

    Otras experiencias similares fue ingresar en un número de cuenta, los dígitos de la cual estaban mezclados en un saco enorme de confeti que la pareja de novios tenía que encontrar. En otra pusimos el dinero en monedas de 1€ prensadas cada una con dos chapas de botellines de cerveza. Fue una risa. Tengo alguna historia más que contar, pero que por hoy ya está bien.

    Ten amigos para esto.

  11. Montse dijo:

    Pero Allison, cuando te vas a decidir a escribir otro post!!!!
    Estoy deseando leerte de nuevo y te animo a que sigas, que ya son muchos dias de vacaciones.

    • Allison Rohe dijo:

      Hola Montse!! Tienes toda la razón!! Ya está publicado el nuevo post desde hace un par de minutos, así que ya me dirás!! Te mando un abrazo y muchas gracias por la paciencia y por seguir el blog. Un saludo, Allison

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s